Posteado por: lay11 | 13 mayo, 2013

Homilías Semana del 29 de Abril – 3 de Mayo del 2013

3 de Mayo del 2013

Celebrante: Padre Richard Fortín, Diócesis de Worcester, USA

Primera Lectura: Hechos 16,1-10
“Ven a Macedonia y ayúdanos”

Salmo Responsorial: 99
“Aclama al Señor, tierra entera.”

Aclama al Señor, tierra entera, / servid al Señor con alegría, / entrad en su presencia con vítores. R.
Sabed que el Señor es Dios: / que él nos hizo y somos suyos, / su pueblo y ovejas de su rebaño. R.
El Señor es bueno, / su misericordia es eterna, / su fidelidad por todas las edades. R.

Evangelio: Juan 15,18-21
“No sois del mundo, sino que yo os he escogido sacándoos del mundo”

Homilía:Sts. Philip and James

Oremos: Oh Dios, que nos alegran cada año con la fiesta de los apóstoles Felipe y Santiago, concédenos, a través de sus oraciones, una participación en la Pasión y Resurrección de su Hijo Unigénito, para que podamos merecer el verte por toda la eternidad. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.
Mis Hermanos y Hermanas, el Señor Jesús significaba todo para los Apóstoles Felipe y Jaime. Ellos amaban a su Señor y Salvador y permanecieron fieles a El hasta la muerte. Pero ese amor y fidelidad no vino de la nada. Fue el fruto de la gracia salvadora de Jesucristo trabajando en sus corazones y también el resultado del diálogo diario con el Maestro. Note la bella conversación entre Felipe y Jesus, en este Evangelio. Jesus está revelando su identidad a Felipe y el misterio de la morada mutua entre el Padre y el mismo. El que me ha visto Felipe, ha visto al Padre también. Cuando uno está cerca de Cristo, no solo lo conocemos, pero al Padre también. Así que Felipe estaba conociendo a DIOS. Estaba descubriendo que toda la bondad y la gentileza que estaba viendo en Cristo, todo el ministerio de curación, todo el trabajo de restauración que estaba siendo cumplido, toda la verdad salvífica que estaba siendo dicha a través de su boca y el gran amor que nos ama hasta la muerte, todo eso, estaba en el corazón del Padre también y Jesús lo estaba expresando en su existencia terrenal. Así que este Evangelio es una invitación para conocer a Cristo y para tener una experiencia con El todos los días. Para hablarle a El en la Oración, oír sus Palabras y buscarlo en la Eucaristía. El Cristo resucitado, ciertamente nos está buscando, como hizo con el Apóstol Jaime y los otros Apóstoles. Vemos esto en la Primera Lectura. Esos encuentros debieron haber sido experiencias de alteración de la vida, como nuestros encuentros con el Señor pudieran también ser transformadores si lo permitimos. Pidamos a Cristo que aumente cada vez la revelación del Padre a nosotros y que nos ayude a revelarlo a otros. Mientras hacemos esto, el Espíritu Santo estará trabajando en nosotros para producir buenas cosas. También debemos pedir a Cristo para estabilizar nuestros corazones con firme constancia. Para mantenernos fieles contra viento y marea, porque El también significa todo para nosotros también. El es nuestro camino, nuestra verdad y nuestra vida, nuestro Redentor y Señor, nuestro Pastor y Guía, El que nos revela al Padre a nosotros.

2 de Mayo del 2013

Celebrante: Monseñor F. Stephen Pedone, Diócesis de Worcester, USA
Vicario Judicial, Diócesis de Worcester

Lecturas de la liturgia

    Primera Lectura: Hechos 15,7-21
“A mi parecer, no hay que molestar a los gentiles que se convierten a Dios”

Salmo Responsorial: 95
“Contad las maravillas del Señor a todas las naciones.”

Cantad al Señor un cántico nuevo, / cantad al Señor, toda la tierra; / cantad al Señor, bendecid su nombre. R.
Proclamad día tras día su victoria. / Contad a los pueblos su gloria, / sus maravillas a todas las naciones. R.
Decid a los pueblos: “El Señor es rey, / él afianzó el orbe, y no se moverá; / él gobierna a los pueblos rectamente.” R.

Evangelio: Juan 15,9-11
“Permaneced en mi amor, para que vuestra alegría llegue a plenitud”

Homilía:

Mis Hermanos y Hermanas, en el día de hoy celebramos la Fiesta de San Atanasio.

Todopoderoso y eterno Dios, que resucitaste al Obispo San Atanasio como un destacado defensor de la divinidad de tu Hijo, concédenos que por tu misericordia, regocijándose en su enseñanza y su protección, nunca dejemos de crecer en el conocimiento y el amor a Ti. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que Vive y Reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
Un Predicador joven ha anunciado a su congregación que iba a dejar la Iglesia, para aceptar otra llamada en otra Parroquia. El estaba parado en la puerta después del Servicio una mañana de domingo para saludar a las personas, como los Predicadores usualmente hacen. Cuando una persona mayor se le acercó sus ojos estaban llenos de lagrimas y dijo, oh Pastor ! estoy tan triste que usted decida irse. Las cosas no serán las mismas ya. El joven Pastor estaba halagado. Cogiendo sus manos en las de el y diciéndole con la mayor gentileza como pudo dijo:  DIOS le bendiga Sra. Brown, pero yo estoy seguro que DIOS le enviará un nuevo Pastor aún mejor que yo. Ella se ahogó en un sollozo y dijo: Eso es lo dicen todos, pero esto continúa peor, peor, peor. Otra mujer fue escuchada diciéndole al Pastor en el Servicio Religioso: yo soy sorda y casi no oigo palabra que usted predica, pero yo aún vengo todas las semanas. Esperando consolarla, el Pastor dijo, bueno, tal vez no ha perdido mucho. Ella dio, si, eso es lo que me dice todo el mundo. Hay un decir, “personas con tacto tienen menos que retractarse” y como mi sabio Padre, solía decir, “si un pez nunca abre su boca, nunca lo cazarían”. Algunas veces, la gentileza y la caridad demandarán que mantengamos nuestras lenguas bajo control. Nadie tiene el derecho de decir lo que quiera decir, si lo que dice es rudo o insultante a otra persona. Dice en el Libro de los Proverbios: “El hombre justo pesa bien su expresión, mas la boca de los impíos derrama maldad.”
Suficiente decir.

1 de Mayo del 2013

Celebrante: Monseñor Thomas Sullivan, Diócesis de Worcester, USA
Canciller, Diócesis de Worcester

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: Hechos 15,1-6
“Se decidió que subieran a Jerusalén a consultar a los apóstoles y presbíteros sobre la controversia”

Salmo Responsorial: 121
“Vamos alegres a la casa del Señor.”

¡Qué alegría cuando me dijeron: / “Vamos a la casa del Señor”! / Ya están pisando nuestro pies / tus umbrales, Jerusalén. R.
Allá suben las tribus, / las tribus del Señor, / según la costumbre de Israel, / a celebrar el nombre del Señor; / en ella están los tribunales de justicia, / en el palacio de David. R.

Evangelio: Juan 15,1-8
“El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante”

Homilía:SanJoseTrabajador

En el día de hoy celebramos La Fiesta de San José el Trabajador.
Oremos. Oh DIOS, creador de todas las cosas  que ofreciste para la raza humana  la ley del trabajo, amablemente concede que por el ejemplo de San José y bajo su patrocinio podamos completar las obras que ha establecido que hagamos y obtener las recompensas que prometen. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.
Celebramos una Fiesta maravillosa en el día de hoy, en esta Fiesta de San José Trabajador y es una Fiesta bien moderna. Yo me acuerdo el tiempo en que Pio XII os dio esta Fiesta, pero en el 1959, Pio XII estableció esta Fiesta de San José Trabajador. Yo estaba terminando el kindergaden, en una Escuela Pública de Long Island en Nueva York así que probablemente no me acuerde de esa primavera. En el 1966, en mi 6to grado, en una Escuela Católica en Pelham, Nueva York, yo ciertamente me acuerdo de mis Hermanas comentando de esto y el primero de Mayo lo celebrábamos. Pio XII hacía unos años vivía los horrores del régimen nazi y esencialmente estaba cautivo en el Vaticano. En el mismo tiempo el comunismo, el totaliarismo del comunismo fue la misma amenaza, tal vez una mayor amenaza que los nazis hacían unos años atrás. Recordarán que el primero de Mayo en esos años y cierto ahora en estas pocas comunidades comunistas, en esos años, el primero de Mayo se usaba para flexionar el músculo del comunismo. Hubieron grandes paradas y grandes procesiones en esas comunidades comunistas, con tanques, misiles y todo el armamento y las armas del mundo de la guerra en exposición pública para demostrar el éxito del comunismo y particularmente cierto en Rusia, en Kremlin y en la Plaza Roja, había decenas de miles soldados marchando en medio de todos esos misiles. Esta fue la caminata de la guerra fría. El trabajo era visto por los comunistas como para glorificar la ingeniería social, la agenda política del partido comunista. El trabajo no era tanto para el individuo como lo era para toda la participación comunista. Pio dijo no a esto, que la dignidad de nuestro trabajo no viene a través de una agenda política, la dignidad de nuestro trabajo viene a través de DIOS. Este era un intento por cristianizar nuestro trabajo y mostrar que la dignidad de todo el trabajo humano esencialmente proviene de DIOS. Nosotros participamos en la creación de DIOS. Tuvimos en esta mañana esa bella Lectura del Libro del Génesis. Esa maravillosa historia de los 7 días de la creación, pero el trabajo de DIOS era el crear y amar lo que creó y en ese sabor de todo ese trabajo en el Génesis, puedes ver que estamos llamados para ser co-creadores con DIOS. Estamos llamados a entrar al mundo y con nuestra dignidad y nuestras destrezas y la sabiduría de DIOS y nuestra imaginación que viene todo de DIOS, unirnos a DIOS para celebrar la creación. Así que a través de nuestras manos, a través de nuestros pensamientos, a través de nuestras destrezas nativas, el trabajo de todo el mundo es importante. El bello Salmo de esta mañana, que dice “DIOS provee éxito al trabajo de nuestras manos”. La palabra manos, es utilizada en un sentido amplio. Cualquier destreza que pongamos en nuestro trabajo es destreza de DIOS y es usado para hacer un número de cosas: son usadas para hacer una mejor sociedad, para construir el reinado del mundo, pero también es usado para construir y fortalecer la Iglesia y la amistad de Cristo y para establecer y hacer fuerte una y otra vez la comunidad Cristiana. No importa que la persona sea una Mamá que se queda en su casa, lo cual es algo muy extraño en estos día o un cavador de zanjas o un ingeniero de programas de computadoras o un astronauta, no importa cual sea nuestro trabajo, de miles y miles de posibilidades, nosotros damos Gloria a DIOS y dignificamos la creación por medio de lo que sea que estemos contribuyendo. Así que debemos pensar en términos de trabajo como construyendo y fortaleciendo otras personas. El Papa Pio XII también quería Cristianizar las uniones de los trabajadores en ese tiempo en particular y que entendamos a Cristo como el corazón de todas las cosas. Así que oremos en el día de hoy, para que el Señor nos bendiga con el éxito de todo el trabajo de nuestras manos en nuestras vidas. Que todo lo que hagamos, lo hagamos en el nombre de Cristo, para construir la Iglesia y fortalecerla. Hacer mejor este bello mundo que DIOS crea y nos da.

30 de Abril del 2013

Celebrante: Padre Richard Reidy, Diócesis de Worcester, USA
St. Ann, North Oxford

Lecturas de la liturgia

Primera Lectura: Hechos 14,19-28
“Contaron a la Iglesia lo que Dios había hecho por medio de ellos”

Salmo Responsorial: 144
“Que tus fieles, Señor, proclamen la gloria de tu reinado.”

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor, / que te bendigan tus fieles; / que proclamen la gloria de tu reinado, / que hablen de tus hazañas. R.
Explicando tus hazañas a los hombres, / la gloria y majestad de tu reinado. / Tu reinado es un reinado perpetuo, / tu gobierno va de edad en edad. R.
Pronuncie mi boca la alabanza del Señor, / todo viviente bendiga su santo nombre / por siempre jamás. R.

Evangelio: Juan 14,27-31a
“Mi paz os doy”

Homilía:

Canten alabanzas a DIOS, todos aquellos que oyen a DIOS, tanto los pequeños como los grandes, porque ahora la Salvación y la Fortaleza han llegado y el poder de su precio, Aleluya.
Oiremos en el día de hoy, como Jesús viene a sus Apóstoles y ofrece su Paz. Es esa Paz la que buscamos en su Eucaristía, en su presencia con nosotros por nuestros desafíos en la vida. Reconozcamos nuestros pecados y dispongamos a prepararnos a celebrar los Sagrados Misterios.
Oremos: Oh DIOS, que nos restauras a la Vida Eterna, en la resurrección de Cristo,   concede a tu Pueblo la constancia en la Fe y Esperanza, que nunca dudemos de las promesas que hemos aprendido de ti, a través de tu Hijo Jesucristo que Vive y Reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS por los siglos de los siglos. Amén.
La Paz les dejo, mi Paz les doy. Las Palabras de Jesus indican que el está por partir de la presencia física de sus Discípulos. Es un consuelo para ellos y es un consuelo para nosotros. Es un consuelo porque su Paz incluye su presencia a nosotros. Con ellos a través del Espíritu Santo.
Estamos ahora en la semana número 5 de la época de Pascua. En esta e’poca celebramos el triunfo de DIOS, sobre el pecado, la muerte y la maldad. Su triunfo nos brinda gozo a nosotros, porque El quiere compartir con nosotros y con todos los que le siguen y creen en El. Estamos aquí ahora conmemorando el triunfo de Jesus y de todos los que creen y le siguen, pero la presencia del Señor Resucitado en la Iglesia Primitiva no iba a perdurar por siempre. La próxima semana celebraremos su Ascensión al cielo. El comienzo de su Reinado Celestial. y el final de su presencia física en la tierra. Podemos fácilmente imaginarnos que esa ausencia física podría haber perturbado sus discípulos, porque la Resurrección ha impulsado su confianza. Su Ascensión pudiera sacudirlo. Así que El les dijo a ellos, la Paz esté con Ustedes y añadió, no dejen que se turbe su corazón, o tengan miedo. ¿Porqué?, porque su Paz era diferente. No como el mundo la da yo les doy. La Paz de Cristo envuelve su presencia. Yo estoy con ustedes siempre, el dijo al final del Evangelio de San Mateo, justo antes de Ascender y lo está. el está con nosotros a través y con el Espíritu Santo, prometido por Cristo, enviado a la Iglesia por el Padre, a través del Hijo en Pentecostés, que celebraremos en 20 días y también envía a cada uno de nosotros el Espíritu Santo en nuestro Bautismo. Fue a través de la gracia santificante, el Espíritu vino a morar en nuestras almas, para que Dios sea con nosotros. Así de cerca y que todos nosotros podamos ser Templos del Espíritu Santo y en eso mis amigos, en eso podemos tener Paz interna. Una Paz que el mundo no puede dar, pero solo DIOS puede dar, porque viene de DIOS que es con cada uno de nosotros. Pero también es una Paz que no se deriva de la ausencia de las pruebas, dificultades y penurias. En la Primera Lectura, vemos a San Pablo ser apedreado y sacado fuera de las puertas de la ciudad y dejado por muerto. Pablo y Bernabé recuerdan a la Iglesia Primitiva que es necesario que nosotros pasemos muchas penurias para entrar en el Reino de los Cielos. La Paz de Cristo no significa que siempre gozaremos de tranquilidad, quietud rodeándonos en esta vida, pero si significa que DIOS está con nosotros y El nos llevará a través de todas las pruebas, tumultos y tensiones que enfrentamos. Vamos a ver nuevamente la Primera Lectura. Se les indica luego de todos los viajes y labores, Pablo y Bernabé se embarcan nuevamente a Antioquía de donde habían salido, donde se nos indica que han sido encomendados a la Gracia de DIOS por su trabajo y cuando regresan luego de hacer su trabajo, después de haber enfrentado sus peligros, han reportado no lo que ellos hicieron, pero cuidadosamente, miren la Primera Lectura, pero lo que DIOS ha hecho con ellos. Como Pablo y Bernabé, nosotros también encaramos muchos desafíos viviendo la vida como seguidores de Cristo. Ya sea caminando para ser fiel, como una persona joven, perseverando en nuestras responsabilidades en la edad mediana o permaneciendo lleno de Esperanza con los retos de la vejez, hay muchas penurias que hay que sobrellevar, pero con todas ellas, podemos tener Paz. No podemos dejar que nuestros corazones se preocupen o que tengan miedo, porque a nosotros también se nos ha encomendado a la Gracia de DIOS. Bautizados todos nosotros, nos convertimos en niños de DIOS. Nutridos en la Sagrada Eucaristía tenemos la presencia de DIOS, Confirmados, tenemos los dones mas profundos del Espíritu Santo. Estamos bendecidos por los Sacramentos que nos dan la Gracia de DIOS.  DIOS mismo morando dentro de nosotros y trabajando a través de nosotros. Enfrentaremos penurias como Pablo las encaró y las pedradas, pero si creemos en Cristo y tratamos de seguirle, arrepintíendonos y confesando nuestros pecados, triunfaremos con Cristo, seguros como El resucitó de entre los muertos. Debido a esta certeza, debido a esa Promesa, Jesús dice La Paz sea con ustedes.

29 de Abril del 2013

Celebrante: Reverendísimo Daniel O’Reilly, Diócesis de Worcester
Obispo Emérito, Diócesis de Worcester

Lecturas de la liturgia

    Primera Lectura: Hechos 14,5-18
“Os predicamos el Evangelio, para que dejéis los dioses falsos y os convirtáis al Dios vivo”

Salmo Responsorial: 113
“No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino a tu nombre da la gloria.”

No a nosotros, Señor, no a nosotros, / sino a tu nombre da la gloria, / por tu bondad, por tu lealtad. / ¿Por qué han de decir las naciones: / “Dónde está su Dios”? R.
Nuestro Dios está en el cielo, / lo que quiere lo hace. / Sus ídolos, en cambio, son plata y oro, / hechura de manos humanas. R.
Benditos seáis del Señor, / que hizo el cielo y la tierra. / El cielo pertenece al Señor, / la tierra se la ha dado a los hombres. R.

Evangelio: Juan 14,21-26
“El Defensor que enviará el Padre os lo enseñará todo”

Homilía:

Mis queridos Hermanos y Hermanas.

Santa Catalina de Siena por Andrea Vanni, circa 1400

Santa Catalina de Siena. Pintura mas antigua por Andrea Vanni de Siena, Italia año circa 1400

Oremos. Oh DIOS que llenaste a Santa Catalina de Siena con el fuego del Amor Divino y la contemplación de La Pasión de nuestro Señor, en el servicio de tu Iglesia. Concede que a través de su intersección, tu Pueblo participando en los misterios de Cristo, puedan siempre regocijarse en la revelación de su Gloria, que Vive y Reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS por los siglos de los siglos,   Amén.
Mis Hermanos y Hermanas en Cristo. Aquellos que están en esta bella Capilla y aquellos que se nos unen por televisión desde su Casa.
La Iglesia celebra una gran Fiesta en el día de hoy y quiero que se den cuenta que muchos predecesores hay en la Iglesia. Esta nuestra Iglesia es un regalo magnífico de DIOS. Esta Iglesia está llena de personas maravillosas a través de todo el mundo hoy en día, pero ustedes no oyen acerca de ellos verdad? El mundo secular quiere mantenernos en la parte de atrás. Pero permítanme contarles acerca de esta gran mujer, que es tan famosa en nuestra Iglesia. Celebramos la Fiesta de Santa Catalina de Siena. Estoy seguro que habrán oído ese nombre. Su apellido es Benincasa (Bien en Casa). Ella vivió Siena, una ciudad cerca de  Florencia en Italia. Ella nació en 1347, casi 700 años atrás hasta 1380, 33 años y aquí estamos la Iglesia Universal en el día de hoy honrándola. Ella solo tenía 33 años cuando murió, pero su vida Santa y poderosa será recordada por siempre. Oigan algunas cosas que hizo ella, en su corta y Santa vida y seamos inspirados por ella en el día de hoy. Tenemos grandes predecesores y en sus Familias la tendrán y yo sé que yo las tengo, pero en la Familia de la Iglesia, tenemos tantas! y somos bendecidos por ellos. Catalina era la última de 25 niños. Que voy a hacer yo, tengo dos niños y es tan duro!, esto es lo que indican en el día de hoy. Tenemos que mirar la realidad, o somos egoístas o no. Catalina nació con una Hermana gemela que no vivió por mucho tiempo. Ella fue la número 25 de 25 niños. Cuando era una jovencita su Familia quería que ella se casara, pero ella rehusó. Ella quería mantenerse célibe para el Señor, así que tomó el Orden de una Terciaria de la Orden de los Dominicos. Ella no tomó una Religiosa completa, pero tomó la vida del Tercer Orden de los Dominicos. Ella indicó que DIOS le dijo que construyera en su alma un refugio, para que pudiera estar en Paz y que nada nunca la molestara. Yo creo que eso es bello, es bello. Cuando una plaga irrumpió en siena, ella se dedico a cuidar a los enfermos y moribundos, ella estaba por todos los lados. Ustedes se imaginarán, una plaga, no tenían facilidades Médicas para ayudar y habilitar en aquellos días.  Ella preparaba a los moribundos a morir y aún mas, los enterraba ella misma, ya que había personas muriendo por todos lados. Ella devolvió a muchos a la Fe, mientras ella hacía esto les decía que DIOS los amaba y que tenemos que amar a DIOS de vuelta. Ella visitaba en la prisión a criminales, algunos condenados a muerte y los ayudó a ellos a prepararse para encontrarse con el Señor. Solo una joven en sus veinte. En el año 1375, ella fue bendecida con la Stigmata. Las heridas del Señor en la cruz. Esta mujer tenía las heridas de Jesucristo. El gran éxito sin embargo, fue su éxito en conseguir que el Papa que era como un prisionero en un sitio llamado “Avignon” en el sur de Francia, lo convenció de regresar a Roma. ¿Se pueden imaginar? Que el Papa deje a Roma y se vaya a otro País? Hubo peleas en la Iglesia, Cardenales Franceses y otros. Pero una mujer le dijo al Papa que volviera a Roma y el lo hizo. El sucesor de ese Papa estuvo tan impresionado por ella, que la llamó a Roma, para ayudar y lo aconsejara en las cosas que el debía de hacer. ¿Pueden imaginarse? El Papa había estado en Avignon por 70 años y aquí está por la intersección de esta joven mujer devuelta a Roma. Ella hizo cosas maravillosas, maravillosas. Su salud empeoró y poco después el Señor la llama a casa a la edad temprana de 33, en el 1380. Se le llama la mujer mas grande en toda la Cristiandad. Se puso de pie, sobre todo, ella es una figura noble, su devoción a Jesucristo y su Iglesia que cada uno y todos podemos hacer. Ella fue canonizada en 1461. Ella es Patrona de Italia, Co-Patrona de Europa y Doctora de la Iglesia, con Tomás de Aquino y todos los grandes Teólogos. Solo 33 años cuando murió. Que ella continúe bendiciendo a la Iglesia en estos días difíciles. Santa Catalina de Siena, ruega por nosotros. Amen.

Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: