Posteado por: lay11 | 15 abril, 2013

Homilías Semana del 8 – 12 de Abril del 2013

12 de Abril del 2013

Celebrante: Padre Richard Fortin, Diócesis de Worcester, USA
Pastor Retirado, Diócesis de Worceser

Primera Lectura: Hechos 5,34-42
“Salieron contentos de haber merecido aquel ultraje por el nombre de Jesús”

Salmo Responsorial: 26
“Una cosa pido al Señor: habitar en su casa.”

El Señor es mi luz y mi salvación, / ¿a quién temeré? / El Señor es la defensa de mi vida, / ¿quién me hará temblar? R.
Una cosa pido al Señor, / eso buscaré: / habitar en la casa del Señor / por los días de mi vida; / gozar de la dulzura del Señor, / contemplando su templo. R.
Espero gozar de la dicha del Señor / en el país de la vida. / Espera en el Señor, sé valiente, / ten ánimo, espera en el Señor. R.

Evangelio: Juan 6,1-15
“Repartió a los que estaban sentados todo lo que quisieron”

Homilía:

Oremos. Oh DIOS, esperanza de aquellos de mentes sinceras, humildemente te suplico que dispongas de nuestros corazones para ofrecerte una Oración digna y que siempre cumplamos nuestro deber de siempre proclamar tus alabanzas. Por medio de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que vive y Reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS por los siglos de los siglos.
Hermanos y Hermanas en Cristo, es costoso pertenecer a Jesus. Experimentamos dificultades y de la contracultura. Algunas veces sufrimos oposición o sentimos las restricciones que se nos pone, como en el mandato de Hhs y muchas veces a través de la historia de la Iglesia a habido persecución abierta. En estos días, nadie sabe mejor que nuestros Hermanos Cristianos del Medio Oriente y del Norte de Africa. Ellos son perseguidos, golpeados y asesinados por su creencia en Cristo. En esta semana ha ido creciendo y diseminándose a la parte central de la república de Africa. Estos Hermanos y Hermanas en Cristo están sufriendo como los Apóstoles de la Primera Lectura de los Hechos. Los Apóstoles fueron azotados y liberados. Sabemos que luego serían martirizados. Pero luego del azote, ellos continuaron creyendo, enseñado. El Texto dice, que nunca pararon. Nuestros Hermanos perseguidos, están ofreciendo al mundo un ejemplo bellísimo de amor fiel por Cristo frente a grandes dificultades, rechazo y hasta la muerte. ¿Cómo nosotros reaccionamos, cuando se vuelve difícil perseverar y amar al Señor y uno por el otro? Incluso nuestras dificultades son leves en comparación con los de ellos. Sin embargo, ¿dónde podemos obtener la gracia de la perseverancia? El Evangelio de la multiplicación de los panes, tiene la respuesta. Cristo todavía continúa multiplicando los panes. El continúa alimentando a su Pueblo con la Eucaristía, a fortaleza de los mártires. El continúa alimentándonos con el pan de la fidelidad. ¿Cómo podemos ayudar a esos que están siendo perseguidos? Primero, podemos ofrecer nuestro propio sufrimiento por ellos, pidiéndole al Señor que los sostenga. También necesitamos levantar nuestras voces donde cuenta. ¿Dónde está la protesta de nuestro gobierno o del departamento de estado, cuando ellos están siendo asesinados? ¿Dónde está la voz de las Naciones Unidas cuando se saquean y destrozan sus casas hasta los cimientos? ¿Porqué hay solo protestas ocasionales y muy débiles de las Iglesias Cristianas en los Países libres? Por encima de todo, podemos orar sin parar, por todos los que son perseguidos por creer en Cristo y por   dar testimonio de El. También debemos incluir en nuestras Oraciones a cualquiera que encuentre difícil el perseverar en la fidelidad por Cristo.

10 de Abril del 2013

Celebrante: Padre Larry Esposito, Diócesis de Worcester, USA
Good Shepherd, Linwood

Primera Lectura: Hechos 5,17-26
“Los hombres que metisteis en la cárcel están en el templo enseñando al pueblo”

Salmo Responsorial: 33
“Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha.”

Bendigo al Señor en todo momento, / su alabanza está siempre en mi boca; / mi alma se gloría en el Señor: / que los humildes lo escuchen y se alegren. R.
Proclamad conmigo la grandeza del Señor, / ensalcemos juntos su nombre. / Yo consulté al Señor, y me respondió, / me libró de todas mis ansias. R.
Contempladlo, y quedaréis radiantes, / vuestro rostro no se avergonzará. / Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha / y lo salva de sus angustias. R.
El ángel del Señor acampa / en torno a sus fieles y los protege. / Gustad y ved qué bueno es el Señor, / dichoso el que se acoge a él. R.

Evangelio: Juan 3,16-21
“Dios mandó su Hijo para que el mundo se salve por él”

Homilía:

Oremos. Mientras recordamos, año tras año, los misterios que por la reparación de nuestra dignidad original, los seres humanos han recibido la esperanza de la resurrección. Nosotros encarecidamente recibimos tu misericordia, Señor, que lo que celebramos en la Fe, poseamos en un amor sin fin. A través de tu Hijo Jesucristo que Vive y Reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS, por los siglos de los siglos.
Has visto alguna vez una película de suspenso, siempre hay una escena en donde alguien camina a un cuarto obscuro y mientras está caminando a este cuarto obscuro y tu sabes que hay alguien que va al acecho en el armario o en una esquina, uno se pone de pie y le grita, !sal de ahí! ¿Qué es lo que te pasa? al menos nosotros somos mas listos en encender la luz. Pero claro, la escena tiene que ser de suspenso, así que esas cosas nunca suceden. Cuando tu lees esa primera Lectura de los Hechos de los Apóstoles, queremos decir lo mismo a ellos, ¿qué es lo que les pasa? un Angel los ha liberado!  !salgan de ahí! !protéjanse, sálvense!. Pero, por supuesto, los Apóstoles no hacen eso. En lugar de eso lo que hacen es que van hacia la plaza y comienzan a enseñar. No pasa mucho tiempo cuando los arrestan nuevamente. Nada va a cambiar acerca de su enfoque. Nada va a detenerlos de hacer lo que quieren hacer, lo que necesitan hacer, lo que están obligados a hacer, lo que se les ha ordenado a hacer por Jesucristo.  Porque ellos creen lo que han oído en el Evangelio. DIOS amó tanto al mundo que El  nos dio a su Hijo unigénito, para que todos lo que creen, no perezcan pero que tengan Vida Eterna. Tantas personas hoy en día, que abrazan la Fe Católica, se dejaron escapar o estar callados debido al miedo de como las personas pudieran reaccionar, por el miedo de ser rechazados, por el miedo de no ser tan políticamente correctos. El hecho es de que si creemos lo que yo acabo de leer, si creemos lo que Juan escribió en ese Evangelio, que DIOS amó tanto al mundo, que DIOS no quería que las personas murieran, que DIOS quiere que el mundo se salve. Así que tenemos una obligación de profesar esa Fe. Tenemos una obligación de difundir esa Fe. Tenemos una obligación de Evangelizar y esto no es lo mismo que ganar prosélitos. Pero cuando tu Evangelizas es difundir el mensaje del amor poderoso y el deseo de DIOS para sus personas para que vivan con El en la eternidad. Tu y yo, cuando pensamos en esas historias de suspensos y esas personas merodeando en la obscuridad, estamos llamados por el Señor Jesucristo el ser Luz en el mundo. No nuestra luz, pero Su luz que brille a través de nosotros. Si vamos hacer una Luz en el mundo, entonces no podemos tener miedo. Si vamos hacer una Luz en el mundo, entonces no podemos huir. Si vamos a hacer su luz en el mundo, entonces necesitamos coger ese regalo de Fe que se nos ha dado y necesitamos vivirlo y profesarlo. Así que cuando oímos la Palabra en el día de hoy, mientras continuamos celebrando esta época de Pascua, tu y yo estamos llamados a hacer Evangelizadores. Estamos llamados por virtud de nuestro Bautismo. Estamos facultados de hacerlos por el don del Espíritu Santo. No podemos tener miedo en hacerlo. Proclamar que en Jesucristo está nuestra Salvación y en Jesucristo está nuestra Esperanza y en Jesucristo está nuestro camino a la Gloria Eterna. El fue enviado por el Padre, para que no perezcamos, pero que vivamos en la Eternidad.

9 de Abril del 2013

Celebrante: Padre Paul O’Connell, Diócesis de Worcester, USA
Pastor Retirado, Diócesis de Worcester

Primera Lectura: Hechos 4,32-37
“Todos pensaban y sentían lo mismo”

Salmo Responsorial: 92
“El Señor reina, vestido de majestad.”

El Señor reina, vestido de majestad, / el Señor, vestido y ceñido de poder. R.
Así está firme el orbe y no vacila. / Tu trono está firme desde siempre, / y tú eres eterno. R.
Tus mandatos son fieles y seguros; / la santidad es el adorno de tu casa, / Señor, por días sin término. R.

Evangelio: Juan 3,5a.7b-15
“Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre”

Homilía:

Oh DIOS, oramos para que permitas que nosotros proclamemos al Señor resucitado. Que nosotros que hemos recibido la promesa de Su regalo, podamos recibir todo lo El nos de cuando esté todo revelado. A través de tu Hijo Jesucristo, que vive y reina Contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS por los siglos de los siglos, Amén.
Mis Hermanos y Hermanas. Oro porque ustedes puedan continuar con el gozo de la época de Pascua. Ya que nos hemos reunido aquí, ese gozo será sustancial y será pasado compartiéndolo. A mi siempre me gusta este tiempo del año, especialmente cuando leemos el gran Libro, Los Hechos de los Apóstoles. Mucho de ustedes lo han leído muchas veces. Pero cada vez que se oye como hicimos justo hace unos momentos atrás, debería de ser un signo, viniendo bien poderosamente a través de las Palabras que describen las Comunidades primitivas y el entusiasmo y el gozo que ellos tenían. Si escuchaste con atención verás una descripción maravillosa de como era esa Comunidad Cristiana primitiva, en esos primeros días que siguieron la resurrección de Jesucristo y el comienzo de la Iglesia. El Bautismo de las personas y oír a los discípulos predicar y como aceptaban la Palabra y el número creció. Pero esto dice de una manera bien poderosa, que mientras crecía y compartían su gozo y se reunían juntos, que tenían todo en común y todos tenían su necesidad llena y todos eran responsables por los otros. Es una tremenda descripción de como una Comunidad Cristiana debe de ser. ¿Esto no suena a Utopía? ¿No suena que en las noticias de hoy en día de que nunca puede suceder? De que todas las personas tienen cosas en común, lo distribuyen entre todos, de que venden sus posesiones y se lo dan a los pobres. Si ese era el reto de la Comunidad Cristiana y ellos lo hicieron realidad muy bien. Así que mientras estamos reunidos en el día de hoy y pensamos solo un poco acerca de esto, pensamos especialmente en todas aquellas personas en la Vigilia Pascual, hace unos pocos días atrás, se levantaron entraron al mundo en el Bautismo y se convirtieron en miembros de la Iglesia y ellos también escucharon, como una Comunidad Cristiana debería y podría ser, especialmente cuando se revisa los Hechos de los Apóstoles y con entusiasmo realizan esto. No tenían nada que temer, pero a ellos se le enseñaron,como a estos Cristianos primeros, que el Espíritu del Señor iba a llegar a ellos. Jesus le está hablando a Nicodemo en la Lectura de esta mañana, le dice a Nicodemo que tiene que recibir el Espíritu Santo, tiene que nacer nuevamente del Espíritu Santo y Nicodemo le dice, pero como va a hacer eso, tengo que nacer del vientre de mi Madre y nacer de nuevo? ¿Cómo va a hacer eso? Escucha atentamente, es el Espíritu Santo que vendrá a ti. Es como una hoja seca que la lleva al viento que puede ir para esta dirección o a esta otra dirección. El Espíritu Santo te dará el entusiasmo, la Pasión para vayas y hagas lo que los Cristianos y los seguidores de Cristo deben y pueden hacer. Es difícil en este mundo debido a que tenemos una sociedad compleja, pero ves que se está haciendo. Tu ves las despensas de alimento, tu ves las tiendas de ropas de gratis, tu ves como se acoge al pobre y al necesitado. Las personas necesitan sentir el trabajo del Espíritu Santo y hacer la obra de Jesucristo en el mundo. Mis Hermanos y Hermanas hay un tremendo Espíritu allá afuera, en particular a través de nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, que nos está dando un ejemplo tremendo de lo que es ser un seguidor de Jesucristo. Particularmente se caracteriza en su preocupación por el pobre, los infortunados, No solo los pobres que no tienen cosas materiales, pero los pobres que son pobres porque no tienen Espíritu, son pobres porque no tienen Fe. Pero es ahí donde tu y yo entramos. Esas reacciones en el Papa Francisco que fue a la Centro de detección de jóvenes en el Jueves Santo, el lavó los pies de esos niños. Algunos de ellos no eran ni siquiera Cristianos. Hombres y Mujeres y como las personas reaccionaron. Muchas personas que vieron esto indicaron que fue una señal tremenda y un testigo de lo que es ser un buen Cristiano y hacer las cosas que tenemos que hacer para mostrar que gran Amor y que gran preocupación a las personas alrededor de nosotros. Así que mis Hermanos y Hermanas en casa, aquí, en San Pablo, oigan a la Palabra de DIOS. Sean abiertos al gran regalo del Espíritu Santo y haz las cosas que el Señor nos pide hacer. Muchos de nosotros estamos frustrados en eso, pero que es lo que el Papa nos dice que hagamos? Que oremos si no podemos pararnos y acoger al pobre. Que es lo que la Hermana Faustina Kowalska nos indica que hacer? Celebramos el Domingo de la Misericordia, ella nos dice que oremos y que seamos abierto al gran regalo del Espíritu Santo. Mis Amigos, tengan un día maravilloso.

8 de Abril del 2013

Celebrante: Monseñor James Moroney, Diócesis de Worcester, USA
Rector, St. John Seminary

Primera Lectura: Isaías 7,10-14;8,10
“Mirad: la virgen está encinta”

Salmo Responsorial: 39
“Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.”

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, / y, en cambio, me abriste el oído; / no pides sacrificio expiatorio, / entonces yo digo: “Aquí estoy.” R.
“-Como está escrito en mi libro- / para hacer tu voluntad.” / Dios mío, lo quiero, / y llevo tu ley en las entrañas. R.
He proclamado tu salvación / ante la gran asamblea; / no he cerrado los labios: / Señor, tú lo sabes. R.
No me he guardado en el pecho tu defensa, / he contado tu fidelidad y tu salvación, / no he negado tu misericordia y tu lealtad / ante la gran asamblea. R.

Segunda Lectura: Hebreos 10,4-10
“Está escrito en el libro: “Aquí estoy, oh Dios, para hacer tu voluntad””

Evangelio: Lucas 1,26-38
“Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo”

Homilía:Screen shot 2013-04-08 at 21.33.44

En el día de hoy celebramos la Anunciación. El día en que el Angel vino a la Virgen María y anunció el plan de la Salvación.
Oremos. Oh DIOS que quisiste que tu Palabra cogiera la realidad de la carne humana, en el vientre la Virgen María. Concédenos, te pedimos, que nosotros que confesamos que nuestro Redentor es DIOS y hombre, merezcamos ser partícipes en su naturaleza Divina. Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS por los siglos de los siglos.
He pensado acerca de todas las Fiestas que hemos celebrado a través de los años, una de la que considero mas interesante es la Fiesta de la Anunciación. Es siempre la misma. Es siempre la Virgen María la que está de rodillas orando. Ella siempre está aguantando un pequeño libro en sus manos. En todas las representaciones medievales y contemporáneas, ella está aguantando un pequeño libro. Ella es joven, ella está temerosa. Algunas veces extiende su mano cuando el Angel está caminando hacia ella. Luego desde el otro lado del cuadro tu ves un Angel. El Angel Gabriel que viene a hacer la Anunciación y el Angel está volando por el lado. Algunas veces ves entre los labios del Angel y el corazón de la Virgen esta frase “Ave María gratia plena”, Ave María, llena de gracia. La misma frase que utilizamos en el “Ave María”, que viene del Evangelio del día de hoy. Algunas veces hay una tercera figura en la pintura también. A veces es el Espíritu Santo viniendo hacia abajo a María. Algunas veces el Espíritu Santo tiene un pequeño rayo de oro que llega hasta su Vientre, para que Jesús se conciba en su Vientre y cada pintura que tu ves solo tiene esos tres caracteres en él. Primero la Virgen, el Angel y el Espíritu Santo. Lo que es realmente extraño, porque la historia no es acerca del Angel, la historia no es acerca del Espíritu Santo, la historia no es realmente acerca de la Santísima Virgen. La historia es acerca de la persona que tu no ves en el cuadro. Usted tomará una pista de esto cuando oigamos el Evangelio nuevamente. Oigamos atentamente. He aquí, concebirás en tu vientre y parirás un Hijo y tu le pondrás por nombre Jesus. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo y el Señor, nuestro DIOS le dará a El, el trono de David, su Padre y El gobernará sobre la casa de Jacob por siempre y su Reino no tendrá fin. Como María será la primera en decirnos, la historia de la Anunciación, no es tanto acerca de María como es acerca de Jesus, como todo es acerca de Jesus. El es el Alfa y el Omega, el Principio y el Final, el Primero y el Ultimo. No importa que cambios hay en nuestras vidas, pero una cosa que siempre se queda igual desde el tiempo en que eras un niño pequeño hasta tu último aliento. Es Jesus.  Es El por quien todas las cosas son hechas y es a El que cuando yo resucite en el último día veré cara a cara y quien me juzgará. Cuando hablamos de participar plena y activamente consciente en la Sagrada Liturgia estamos realmente hablando de participar activa y conscientemente en Cristo.  Por eso oímos a Frank decir hace minutos atrás después de cada Lectura, “Esto es Palabra de DIOS”. El Señor Jesus. Es por esto que cuando reciben la Santa Comunión, yo diré “El Cuerpo de Cristo” . Cristo Jesus. Aún en nuestras vidas de día a día, cuando salgamos de aquí hoy o cuando nos sentamos en nuestras casas y oramos por todo el mundo, lo que realmente importa es cuna cerca estamos de Jesus. Aun en la forma en que seamos juzgados luego de haber muerto. Se trata de si hemos visto a Jesús en los pobres y en el Enfermo y en el que está en prisión. Jesus es el centro y el significado de la Vida y nuestra relación personal con El, es de lo que María estaba hablando, cuando le dijo al Angel, Fiat, que se haga en mi de acuerdo a tu Palabra. El fruto de su Vientre, nuestro Señor Jesus.

Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: