Posteado por: lay11 | 18 marzo, 2013

Homilías 7 de Febrero del 2013

7 de Febrero del 2013

Celebrante: Padre Stephen Pedone, Diócesis de Worcester, USA
Nuestra Señora del Monte Carmelo, Worcester

Primera Lectura: Hebreos 12,18-19.21-24
“Os habéis acercado al monte Sión, ciudad del Dios vivo”

Salmo Responsorial: 47
“Oh Dios, meditamos tu misericordia en medio de tu templo.”

Grande es el Señor y muy digno de alabanza / en la ciudad de nuestro Dios, / su monte santo, altura hermosa, / alegría de toda la tierra. R.
El monte Sión, vértice del cielo, / ciudad del gran rey; / entre sus palacios, / Dios descuella como un alcázar. R.
Lo que habíamos oído lo hemos visto / en la ciudad del Señor de los ejércitos, / en la ciudad de nuestro Dios: / que Dios la ha fundado para siempre. R.
Oh Dios, meditamos tu misericordia / en medio de tu templo: / como tu renombre, oh Dios, tu alabanza / llega al confín de la tierra; / tu diestra está llena de justicia. R.

Evangelio: Marcos 6,7-13
“Los fue enviando”

Homilía:

Oremos.  Tu que muestras la luz de la verdad a aquellos que se extravían, para que ellos puedan regresar al camino correcto, danos a todos la fe completa que profesamos, también la gracia de rechazar lo que  es contrario al nombre de Cristo, y esforzarnos. Por medio de tu Hijo Jesucristo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS, por los siglos de los siglos. Amén.
Hay una leyenda que dice que cuando DIOS creó a todos los animales, los animales nuevos caminaban, descubriendo felizmente lo que era estar vivos y acostumbrarse a sus nuevos cuerpos. Todos excepto los pájaros. Mientras que los demás animales tenían patas para poder correr y aletas para poder nadar, los pájaros solo podían saltar unos cuantos pasos. Ellos pensaron que DIOS los había  castigado, dándoles estos torpes apéndices en sus hombros. ¿Porqué nosotros? se preguntaron. ¿Porqué tenemos que pelear con estas cosas en nuestras espaldas? Pero un pájaro descubrió que podía mover esas cosas que estaban es su espalda. Que moviéndolas para arriba y para abajo podía subir de la tierra  mas y mas y mas arriba en el aire. Otro pájaro comenzó también a mover sus apéndices y otro y otro. Los pájaros descubrieron que podían elevarse por los cielos y ningún otro animal podía. Los pájaros descubrieron que lo que pensaban que era una carga muy fuerte era actualmente un maravilloso regalo de DIOS. Aunque lo creamos o no, cada uno de nosotros se nos ha dado algo único, algo especial, alguna gracia de DIOS. Alguna gracia que podemos usar para contribuir al trabajo de la creación. Algunas veces las cosas que consideramos que es una desventaja, discapacidad o alguna cruz, nos puede llevar a descubrir el regalo particular que poseemos. Pero tal gracia, demanda trabajo de nuestra parte. Fe para mover nuestras alas y la voluntad para poner nuestros talentos al servicio de DIOS y otros. Nuestra grandeza no radica en el grado de nuestros talentos, pero en la profundidad de nuestro amor para usarlos para construir el Reino de DIOS en nuestro tiempo y en nuestro sitio.

Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: