Posteado por: lay11 | 2 enero, 2013

Homilías Semana del 24 – 28 de Diciembre del 2012

28 de Diciembre del 2012

Celebrante: Padre Thomas Fleming, Diócesis de Worcester, USA

Primera Lectura: 1 Juan 15 – 22

Salmo  124: 2 – 5, 7 – 8
2     si Yahveh no hubiera estado por nosotros, cuando contra nosotros se alzaron los hombres,
3     vivos entonces nos habrían tragado en el fuego de su cólera.
4     Entonces las aguas nos habrían anegado, habría pasado sobre nosotros un torrente,
5     habrían pasado entonces sobre nuestra alma aguas voraginosas.
7     Nuestra alma como un pájaro escapó del lazo de los cazadores. El lazo se rompió y nosotros escapamos;
8     nuestro socorro en el nombre de Yahveh, que hizo el cielo y la tierra.

Evangelio: Mateo 2:13-18

Homilía:Martirio de los Santos Inocentes

Oremos.
Oh DIOS1 Los Santos Inocentes profesan y proclaman en este día, no hablando, pero muriendo. Concédenos, oramos que la fe en ti que confesamos con nuestros labios, también hable con la manera en que vivimos. A través de nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS, por los siglos de los siglos.
Buenos días a todos. Soy el Padre Thomas Fleming y soy un Sacerdote de la Diócesis. He venido aquí en el día de hoy para celebrar con ustedes la Sagrada Eucaristía en la Fiesta de los Santos Inocentes. Es apropiado en este año, que estemos conscientes de esta Fiesta a la luz de lo que ha pasado en Connecticut. Continuamos orando por el Monseñor Weiss, Pastor de la Parroquia de Santa Rosa de Lima en Newtown, sus asociados al personal y también por los Padres de los Niños que fueron asesinados. Inocencia, eso eran ellos. Como indica la oración de apertura, “la muerte habla mas alto que las palabras”. Esto ha captado la atención de todo el mundo y sin embargo celebramos una Fiesta que nos dice a nosotros que los mártires son testigos de Cristo. Eso es lo que la palabra mártir significa en griego, testigo. Son testigos en su muerte. Nosotros que hemos llorado como Raquel, nosotros tenemos muy poca consolación. No me puedo imaginar la tristeza en los corazones de los Padres en Newtown, es en todo el Pueblo, pero especialmente los Padres de los niños y los 6 adultos que fueron muertos. Nos reunimos en este día Santo de la Inocencia y creo que es apropiado hablar acerca de la convicción fuerte como Iglesia, como personas de fe, acerca de la dignidad de la vida humana. Desde el primer momento de la concepción hasta la muerte natural. Somos pro-vida, protegiendo a aquellos que no pueden hablar por ellos mismos, aquellos que mueren en el crimen del aborto. Ciertamente nos gritan a nosotros que busquemos justicia no solamente por sus vidas pero por todos aquellos que están por nacer. Nosotros como Iglesia necesitamos ser testigos. Testigos como muchos hacen en la Planificación Familiar. Cuantas veces nuestro Obispo ha ido allá, para orar. Cuantas veces las personas han ido allá para interceder por aquellos que están de cara al aborto, buscándolos para que opten por otra decisión. Ser pro-vida también significa que debemos mirar a la vida desde su primer día de concepción hasta la muerte natural. La eutanasia que se basa en el congreso y en la legislatura de nuestro propio estado. Quieren pasar una ley que dice que está bien matar a Abuelita solo porque está vieja y enferma. Que está bien el cometer suicidio, toma 100 pastillas. Ese es el mundo hablando a nosotros, no es DIOS hablando a nosotros. Necesitamos proteger la vida, aún en los Hospitales, como tratamos a los enfermos terminales. En los hospicios, tratan a los enfermos terminales tan maravillosamente y cuidadosamente como si fueran sus familias. Tenemos que siempre defender sus derechos antes que nada. Ellos tienen derechos a una muerte digna. Ellos no tienen derecho a muertes misericordiosas. Ellos solo tienen el derecho para morir con dignidad rodeados por aquellos que los aman, aún que fuera solo el personal. Pedimos a DIOS en el día de hoy que toque nuestras almas profundamente. La convicción de la vida, Santa, dada por DIOS. Tu y yo estamos llamados a la Santidad de la vida. Tu y yo estamos llamados a una vida llena de gracia. Tu y yo estamos llamados a vivir nuestras vidas con dignidad, siguiendo los dictados de Jesus y de su Iglesia. Mientras celebramos este día de los Santos Inocentes, clamemos a DIOS por justicia por todos los que han muerto no solo en Newtown pero a través de nuestra tierra. Oremos por cambio de nuestras leyes para que el aborto no sea mas legal y que nosotros como nación protejamos la vida desde el primer momento de la concepción hasta la muerte natural. Que el Señor les de Paz.

Diciembre 27, 2012
Celebrante: Monseñor Thomas Sullivan, Diócesis de Worcester, USA
Canciller, Diócesis de Worcester

Primera Lectura: I Juan 11-4

Salmo  97: 1 – 2, 5 – 6, 11 – 12
1     ¡Reina Yahveh! ¡La tierra exulte, alégrense las islas numerosas!
2     Nube y Bruma densa en torno a él, Justicia y Derecho, la base de su trono.
5     Los montes como cera se derriten ante el Dueño de la tierra toda;
6     los cielos anuncian su justicia, y todos los pueblos ven su gloria.
11     La luz se alza para el justo, y para los de recto corazón la alegría.
12     Justos, alegraos en Yahveh, celebrad su memoria sagrada.

Evangelio: Juan 20: 1-28

Homilía:San Juan y San Pedro

Este es Juan, quien se reclina en el pecho del Señor, en la Cena. El Apóstol bendecido, del cual secretos celestiales fueron revelados y que difundió la Palabra de vida a través de todo el mundo.
Mientras entramos a estos sagrados misterios, en esta mañana, en esta Fiesta de San Juan Apóstol y Evangelista, vamos a llamar a la mente nuestros pecados ante la presencia del Señor y de unos con otros y pidamos de su Perdón y Paz.
Oremos. Oh DIOS! que a través de tu bienaventurado apóstol Juan, se han desbloqueado los secretos de tu Palabra, concédenos, oramos, que podamos captar con la adecuada comprensión, lo que el tan maravillosamente ha traído a nuestros oídos, a través de nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. Amén.
Yo estaba leyendo recientemente un nuevo libro maravillosos que está haciendo alguna investigación en la fe y del discipulado y cuenta la historia de una Parroquia en Canada y el Sacerdote de la Parroquia, un Pastor muy bueno que quería construir y fortalecer su Parroquia, tomó la oportunidad para reunir a todos los líderes de la Parroquia y hacerles entrevistas en términos de su vida en la fe y experiencias personales con el Señor y cosas por el estilo. Así que todos fueron llamados para una entrevista privada, una entrevista bastante extensa. También quería a los parroquianos, a los líderes particularmente, para que identificaran sus propios dones. En la Iglesia, usamos un término antiguo, es una palabra en griego para identificar nuestros dones. Se le llama carismas. Son dones del Espíritu Santo, que evolucionan en ministerios y que y todos pueden compartir legítimamente en el trabajo de la Iglesia. Así que la idea era tener personas que identificaran sus carismas. Una de las personas que fue entrevistada fue una Mujer que era la Presidente de un Club de Mujeres y estaba bien envuelta en la Parroquia. Ustedes conocen a ese tipo de personas. Están envueltas en cada Comité de la Parroquia y siempre están alrededor del Altar, decorando u organizando el café, las Lecturas. Así que ella era una Mujer muy ocupada. A ella también se le pidió que identificara sus carismas, sus dones. Mientras se le preguntaba estas preguntas se volvió muy confundida por la pregunta y le tomo algún tiempo para el entrevistador el desentrañar su historia. El entrevistador venía en todos los posibles caminos y la Mujer no podía identificar sus dones, sus carismas. Así que el entrevistador le preguntó esta pregunta: ¿puede brevemente describir para mi su relación de vida con DIOS hasta este punto en su vida? y la Mujer le dijo a ella, “yo no tengo una relación con DIOS”, esto para el entrevistador fue completamente sorprendente. Dijo esto es imposible. Tu eres una líder en la Iglesia, tu debes de tener una relación con DIOS y la Mujer le dijo, no, no lo tengo. Finalmente luego de mas preguntas y conversaciones ella finalmente dijo yo sé que DIOS tiene una relación conmigo, eso lo sé, de otra manera no hubiera existido. Yo sé que DIOS me ama y se esto intelectualmente, pero no tengo una relación con El. Es interesante que tuviera dificultad en identificar los dones que podía ofrecer al servicio de la Iglesia y su Ministerio, porque realmente no tenía eso, ese encuentro personal,relación personal con nuestro Señor que verdaderamente nos ama verdaderamente a todos. En años recientes, comenzando cerca de 30 años atrás, el Papa Juan Pablo II, comenzó a usar un nuevo término que oímos todo el tiempo que es la Nueva Evangelización. El escribió acerca de esto, el habló acerca de esto. La necesidad para las personas de la Iglesia de hoy en día, todas las personas en la Iglesia, que puedan estar dispuestos a compartir sus encuentros personales con Jesus y proclamarlo a otros. Particularmente en un mundo en donde la Religión tiene problemas y la Religión tiene una tensión con la sociedad secular. Cuando Juan Pablo murió y se eligió como Papa a Benedicto XVI, el también constantemente a estado hablando acerca de la importancia de la Nueva Evangelización y en parte en este año de la fe, que estamos celebrando ahora mismo, está dirigiendo a casa este mensaje. La importancia de compartir nuestra fe. Debemos de hacer todo lo posible en nuestro poder el desarrollar un sentido de discipulado. Un sentido, como Benedicto hubiera dicho, se necesita tener un encuentro personal con el Jesus vivo. Verán, el Cristianismo no es un sistema de éticas, no es un listado de reglas. Cristianismo en su corazón es discipulado. Es seguir a una persona de la cual nos hemos enamorado.  seguir a Jesus, que quiere que tengamos una relación personal con El. El Cristianismo es acerca de una persona, no solo de un conjunto de ideas y necesitamos decir esto una, y otra vez y otra vez hasta que lo creamos y necesitamos liderar a nuestras personas a esos encuentros personales del Señor viviente que se apodera de nosotros.
En el día de hoy celebramos una Fiesta maravillosa. La de San Juan. Gran Apóstol y Evangelista. Que escribió para nosotros, el Evangelio de Juan, varias Cartas de Juan y el Libro de las Revelaciones. Así que él es un contribuyente mayor al Nuevo Testamento. Para muchas personas amaron el Evangelio de Juan, tal vez mas que los otros Evangelios. En la imaginería de la Iglesia, la imagen de San Juan, es representado como un águila, porque parece elevarse por encima de algunas de las otras Cartas  o algunas de los otros Evangelios, Mateo, Marcos y Lucas, porque su lenguaje es tan elevado, tan poético y tan bello. Pero San Juan escribe desde una perspectiva de una relación viva con DIOS. Han oído la Primera Lectura en esta mañana, de la Primera Carta de Juan, el escribe acerca de “lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos mirado, lo que hemos tocado con nuestras manos, se refiere a la Palabra”. La Palabra, por supuesto es Jesus, un Jesus viviente, el Logos, la Palabra hecha carne.  El que DIOS envía a nuestras vidas, para que tengamos un encuentro personal con él.  Y dice Juan en esta Primera Lectura, “vida hecha visible ante nosotros, es Jesus, lo hemos visto y ahora damos testimonio de El”. Eso es discipulado. Testificamos de algo que personalmente hemos encontrado y personalmente hemos visto y ahora debemos proclamar esta fe viva a otros. En el Evangelio, esta historia interesante en el punto de la resurreción donde está Pedro y Juan, ambos corriendo al sepulcro donde Jesus estaba y Juan le gana. El Apostol amado le gana, pero sabe  cuando parar porque Pedro, la Iglesia debe entrar a ese sepulcro primero. Pero entonces entran y ven y Juan, el Apóstol amado ve que el cuerpo no está ahí y dice, vimos y creímos. Ellos tuvieron una experiencia viva de la Resurrección del Señor. En pocas palabras mis amigos, nosotros que hemos visto y creído. Nosotros que hemos tenido una experiencia personal del Señor que nos ama. Nosotros que hemos tenido la experiencia de Jesucristo, debemos compartirlo con otros. Nosotros debemos ser los Nuevos Evangelizadores de nuestro tiempo.

26 de Diciembre del 2012

Celebrante: Padre Michael Roy, Diócesis de Worcester, USA
St. Roch, Oxford

Primera Lectura: Hechos 6:8-10; 7:54-59

Salmo  31: 3 – 4, 6, 8, 17
3     tiende hacia mí tu oído, date prisa! Sé para mí una roca de refugio, alcázar fuerte que me salve;
4     pues mi roca eres tú, mi fortaleza, y, por tu nombre, me guías y diriges.
6     en tus manos mi espíritu encomiendo, tú, Yahveh, me rescatas. Dios de verdad,
8     ¡exulte yo y en tu amor me regocije! Tú que has visto mi miseria, y has conocido las angustias de mi alma,
17     haz que alumbre a tu siervo tu semblante, ¡sálvame, por tu amor!

Evangelio: Mateo 10: 17 – 22

Homilía:Saulo-lapidacion-Esteban-san-Pablo

Estamos reunidos aquí una vez mas con el gozo de poder celebrar la Eucaristía en  tan cerca la proximidad con la Natividad de Cristo.
En el día de hoy, la Iglesia nos pide que nos vistamos de rojo. No porque es un color de Navidad, pero porque nos recuerda de la sangre que derramamos por el primero que testificó de su fe en Cristo y que no lo negó y por el derramamiento de su sangre recordamos en el día de hoy el protomártir San Esteban.
Con toda la Iglesia nos reunimos en la oración.
Ha sido un maratón de predicación, en estos últimos días, con el 4to domingo de Adviento, Nochebuena, Misa de Medianoche, Misa por la mañana. Yo en el día de hoy celebrando la Misa en la Catedral de San Pablo para ustedes aquí presente y todos los que nos están viendo por televisión. Anoche cuando el último invitado se fue, me senté ha meditar para el día de hoy y adivinen que? me quedé dormido. Me levanté esta mañana un poquito preocupado. Estaba pensando en este Evangelio. No te preocupes por lo que vas a decir!  ya que el Espíritu Santo te dará las palabras de lo que dirás. He encontrado que el Espíritu Santo ha dado estas Palabras un tiempo atrás y quiero compartirlas con ustedes. No es usual que yo lea unas reflexiones de un libro, como parte de un Sermón, pero creo que hoy es uno de esos días. Lo que indica aquí por San Agustín y algunos de los otros, San Prudencio, no puedo yo mejorarlo. Quiero entonces compartir estas reflexiones con ustedes y espero que lo encuentren de valor. Las puertas del cielo se abren para Esteban, el primer Mártir en e Cielo. Allí lleva la corona de la victoria. Hemos acabado de celebrar el Nacimiento de nuestro Señor y ya la Liturgia nos presenta la Fiesta del Primer Mártir que dio su vida por este Bebé que ha nacido. En el día de ayer envolvimos a Cristo en pañales. En el día de hoy envolvemos a Esteban con el vestido de la inmortalidad. En el día de ayer un estrecho pesebre, es la cuna del Cristo del Bebé. En el día de hoy el cielo infinito ha recibido Esteban con triunfo. La Iglesia quiere hacernos ver que la cruz siempre está bien cerca a Jesus y sus seguidores mientras batallamos, nosotros, por la Santidad en este mundo. Encontraremos situaciones difíciles y ataques por los enemigos de DIOS. El Señor nos ha advertido: “si el mundo los odia, sepan que me ha odiado a mi primero que a ustedes. Recuerden las palabras que les he hablado, el sirviente no es mas grande que su amo. Si me han perseguido a mi, les perseguirán a ustedes también.” Desde el mismo principio de la iglesia, esta profecía ha sido cumplida como ven en la Fiesta del día de hoy. También en nuestros días si nosotros seguimos a nuestro Señor, vamos a sufrir dificultades, persecuciones. Cada época es una época de martirio. Así que no debemos estar desconcertados en nuestra propia jornada a la Santidad, debemos sufrir tribulaciones ya sea trivial o seria, en un mundo que está lleno de características malignas. Debemos pedir a DIOS por la gracia de imitar a Esteban y su valor, su gozo de proclamar la verdad de Cristo, aún en estas circunstancias. La persecución toma muchas diferentes maneras.
Oigan estas palabras que San Agustin nos dio 1500 años atrás!,1500 años atrás. Pudieron haberse escrito en el día de ayer. San Agustin dice: “En tiempos antiguos , se les urgió a los Cristianos a renunciar a Cristo y ahora se les enseña a negarlo. Se les forzaba, ahora se les enseña. Luego se usó la violencia y ahora es engaño. Antes oíamos los gritos de los enemigos, ahora se arrastra alrededor suave e insinuante. Es difícil reconocer  el trabajo del enemigo. Todo el mundo sabe como fuerzan a los Cristianos para que nieguen a Cristo. Tratan de atraerlos para que lo nieguen a El. Pero ellos confiesan a Cristo. Ahora se les enseña a negar a Cristo por medio de trucos, porque el no quiere que se den cuenta de que el los está alejando de Cristo.”
En nuestro tiempo vemos esto pasando.  Lo bueno se presenta como lo malo y lo malo se presenta como lo bueno. Se ve esto en las diferentes luchas de nuestra sociedad que estamos presenciados ahora mismo. La preservación, la santidad y dignidad de toda vida humana. La preservación y el entendimiento de DIOS relacionado al sacramento del Matrimonio, las relaciones sexuales. Esto se está poniendo al revés. Les digo cuando uno está por la verdad, así como enseñado por Cristo, habrá persecuciones hoy en día como lo hubo para Esteban. Debemos hacer como dijo Pablo, hablar la verdad con Amor.
Los Cristianos se le persiguió por seguir a Jesus, se retiraron de esta gran experiencia y la capacidad de entender a otras personas en una resolución firme, no herir u ofender a nadie, pero solo el hablar la verdad con Amor, como indica San Pablo. La última bienaventuranza termina con la promesa ferviente a nuestro Señor. Bienaventurado serás cuando te rivalicen, te persigan y digan contra ti toda clase de mal por mi, regocíjense y sean felices porque su recompensa en el Cielo es grande.
Nuestro Señor es siempre tan generoso. Un Maestro. Como fue para Esteban, así es con nosotros en el día de hoy.

Diciembre 24, 2012

Celebrante: Monseñor Peter Beaulieu, Diócesis de Worcester, USA
Director de Cuidado Pastoral, Hospital de San Vicente

Primera Lectura: II Samuel 7:1-5, 8-12, 14, 16

Salmo  89: 2 – 5, 27, 29
2     El amor de Yahveh por siempre cantaré, de edad en edad anunciará mí boca tu lealtad.
3     Pues tú dijiste: «Cimentado está el amor por siempre, asentada en los cielos mi lealtad.
4     «Una alianza pacté con mi elegido, un juramento hice a mi siervo David:
5     Para siempre jamás he fundado tu estirpe, de edad em edad he erigido tu trono.»
27     «El me invocará: ¡Tú, mi Padre, mi Dios y roca de mi salvación!
29     «Le guardaré mi amor por siempre, y mi alianza será leal con él;

Evangelio: Lucas 1: 67-79

Homilía:

Oremos.
Ven rápido Jesus y no te tardes. Que aquellos que confían en tu compasión, tengan consuelo y alivio en tu venida, que vive y reina con DIOS Padre, en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS por los siglos de los siglos.
Un cántico es un gran grito de alabanza a DIOS. El cántico del Evangelios del día de hoy se conoce como el Benedictus. Declara que el clamor de la Iglesia se concentra en alabar a DIOS que entra a nuestro mundo para brillar a aquellos que andan en la obscuridad y de la sombra de muerte.
Algunos físicos declaran que la obscuridad es primario y como tal es mas fundamental que la luz. Para para apoyar su afirmación señalando que la luz necesita combustible y la obscuridad no lo necesita y entonces ellos declaran que la obscuridad es eterna. Los escépticos del mundo toman estas afirmaciones físicas y señalando nuestro miedo natural a la obscuridad, cuestionan nuestras creencias de que DIOS es Luz de Luz. Espero que casi instintivamente, nosotros que creemos en Cristo sabemos que la luz es mas fundamental para la vida que la obscuridad. La obscuridad no es nada, solo la ausencia de luz. El Señor nuestro DIOS no puede estar en ausencia, porque sabemos que el es una presencia tremenda. Entonces DIOS tiene que ser la luz. La obscuridad es vida para nada, mientras que la luz es vida para todo. Toda forma de vida. Guardando energía que viene de la vida. Es legitimo decir entonces, que DIOS es Luz, como también decir que DIOS es bueno. La razón por lo que lo hacemos no está limitado a traer a DIOS de lo que podemos saber acerca de El. No, esas realidades apuntan a DIOS el cual es por siempre infinito, más allá de cualquier cosa que podamos imaginar. Luego de la puesta del sol hoy, el Adviento será historia y la gran vigilia de la Navidad comenzará. La Iglesia espera atentamente por el nacimiento de Cristo. Nacido en la obscuridad, en una cueva sin ventanas. Si alguno de nosotros ha estado allí, sería difícil apreciar que la Luz ha venido al mundo, pero a través de los ojos de la fe, dado a nosotros en el bautismo , sabemos que Cristo es la Luz que brilla en la obscuridad que la oscuridad no puede superar.

Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: