Posteado por: lay11 | 30 diciembre, 2012

Fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José – Diciembre 30

Fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José

La Sagrada Familia

Orígenes (c. 185-253), sacerdote y teólogo
Homilía sobre el evangelio de Lucas, n° 18; SC 87

“A los tres días encontraron a Jesús en el templo”

A la edad de doce años, Jesús se queda en Jerusalén. No sabiéndolo, sus padres lo buscan con inquietud y no lo encuentran. Buscan “entre sus parientes cercanos”, buscan “entre sus compañeros de camino”, buscan “entre sus conocidos”, pero, entre toda aquella gente, no lo encuentran… Mi Jesús no quiere ser encontrado entre la muchedumbre.

Aprended pues dónde lo encontraron… para que vosotros también podáis encontrarlo: “a fuerza de buscarlo, lo encontraron en el Templo”. No en cualquier lugar, sino “en el Templo”, y no simplemente en el Templo, sino “En medio de los doctores a los que escuchaba y hacía preguntas”. Vosotros también, buscad pues a Jesús en el templo de Dios, buscadlo en la Iglesia, buscadlo cerca de los maestros que están en este templo y que no salen de él. Si buscáis de ese modo, lo encontraréis…

Lo encontraron “sentado en medio de los doctores, escuchándoles y haciéndoles preguntas”. Ahora todavía, Jesús está aquí; nos interroga y nos escucha. “Todos estaban admirados “, dice Lucas. ¿Qué admiraban? No sus preguntas que sin embargo eran admirables, sino sus respuestas… “Moisés hablaba, dice la Escritura, y Dios le respondía” (Ex 19,19). Así es como el Señor le enseñaba a Moisés lo que ignoraba. Unas veces Jesús interroga, y otras responde, y por muy admirables que sean sus preguntas, sus respuestas todavía son más admirables.

Para que nosotros también podamos oírlo y que nos plantee preguntas que él mismo resolverá, supliquémosle, hagamos un esfuerzo intenso y doloroso por buscarle, y podremos entonces encontrar lo que buscamos. Con razón dice la Escritura: “Tu padre y yo te buscábamos angustiados”. Hace falta en efecto que el que busca a Jesús no lo haga con negligencia y blandura, de forma intermitente, como lo hacen algunos… y que, por esta razón, no lo encuentran.  Nosotros, digamos: “Te buscábamos angustiados”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: