Posteado por: lay11 | 26 noviembre, 2012

Homilías del 19 – 22 de Noviembre del 2012

Noviembre 22, 2012

Celebrante: Monseñor Thomas Sullivan, Diócesis de Worcester, USA
Canciller, Diócesis de Worcester

Primera Lectura: Sirach 50: 22-24

Salmo Responsorial:  138: 1 – 5

1     De David. Te doy gracias, Yahveh, de todo corazón, pues tú has escuchado las palabras de mi boca. En presencia de los ángeles salmodio para ti,
2     hacia tu santo Templo me prosterno. Doy gracias a tu nombre por tu amor y tu verdad, pues tu promesa ha superado tu renombre.
3     El día en que grité, tú me escuchaste, aumentaste la fuerza en mi alma.
4     Te dan gracias, Yahveh, todos los reyes de la tierra, porque oyen las promesas de tu boca;
5     y cantan los caminos de Yahveh: «¡Qué grande la gloria de Yahveh!

Segunda Lectura:  1 Corintios 1: 3-9

Evangelio:  Lucas 17: 11-19

Homilía:

Canten y hagan música en sus corazones, siempre dando gracias a DIOS Padre por todas las cosas, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Les damos la bienvenida en este día de Acción de Gracias, una gran celebración para todas las personas de nuestra nación y para nosotros en la Iglesia. Mientras entramos en estos sagrados misterios, vamos a reconocer nuestros pecados ante DIOS y ante nos con otros y pedirle a DIOS por el perdón y la paz.
Oremos. Padre Todopoderoso, tus dones de amor son incontables y tu bondad infinita, ya que nos dirigimos a Ti en este día de Acción de Gracias, con gratitud por tu bondad, abre nuestros corazones para que nos preocupemos por cada hombre, mujer y niño, para que podamos compartir tus dones en servicio amoroso, a través nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS por los siglos de los siglos, Amén.
Debemos el día de Acción de Gracias a una mujer y luego a un hombre. El hombre es muy conocido de nosotros, el Presidente #16. La mujer es casi desconocida pero tal vez nunca hubiéramos tenido el día de Acción de Gracias sin ella. En Septiembre del año 1863, Sara Hale, una editora de 73 años de un revista de mujeres llamada en inglés “Godey’s Lady’s Book”.  Ella escribió una carta al Presidente Abraham Lincoln, instándole a que estableciera un día de dar gracias a DIOS de manera nacional. Unos estados tenían su celebración de dar gracias, pero Sara escribió que necesitábamos uno nacional para dar gracias, que se convirtiera en una tradición americana permanente. Previamente, ella había escrito a los Presidentes, Zachary Taylor, Millard Fillmore, Franklin Pierce y James Buchanan y no tuvo respuesta para atrás. Lincoln si la escuchó, cinco días después que Sara escribió su carta, el Presidente publicó su proclamación del Día de Acción de Gracias. Cinco días. Nuestro líderes de hoy en día deberían tomar nota al respecto. La carta del Presidente, es bien corta, pero muy bella y el dolor de la guerra civil se siente a través de ella, pero aún así estaba agradecido.
El año que está llegando a su fin, ha estado llena de las bendiciones de campos fructíferos y cielos saludables. A estas bondades, que se disfrutan tan constantemente que somos propensos a olvidar la fuente de donde vienen, otros se han añadido, que son de tan extraordinaria naturaleza, que no puede dejar de penetrar y ablandar incluso el corazón, que es habitualmente insensible a la vigilante providencia del Dios Todopoderoso. Por lo tanto, yo invito a mis compatriotas en todas partes de los Estados Unidos, y también los que están en el mar y los que están residiendo en el extranjero, para apartar y observar el último jueves de noviembre próximo, como un día de acción de gracias y alabanza a nuestro Padre benéfico que mora en los cielos.
En medio de la guerra, en donde el Hermano pelea con su Hermano, los Americanos, escribió Lincoln, deben ver a DIOS como la fuente de toda bendición.
Cuando somos jóvenes, aprendemos a decir gracias los unos con los otros y esta es una tradición maravillosa, porque el agradecimiento nos hace mejores personas. El enfoque real de dar gracias, sin embargo, es dar gracias a DIOS. Los  dones mas importante de toda vida son los dones de DIOS. Oímos que Jesus, DIOS, limpió a 10 leprosos, escuchamos hoy. Uno regresó a darle gracias. ¿Dónde están los otros? ¿Somos nosotros el uno, o somos los otros 9?
Todos los días debería ser de dar gracias. Donde agradecemos a DIOS por las gracias, que tan gratuitamente fluyen a nosotros. Pero de una manera especial, se agradecido en este día, por tus Padres, tus Hijos, tu Familia, Amigos, tu salud, por la tierra, la cosecha, por sus Hogares, su Iglesia, sus Escuelas, sus trabajos, su libertad, su dignidad. En todas estas personas e instituciones y dones vemos su mano y cada vez que le damos las gracias, somos mejores y así nuestra nación y así nuestro mundo.

Noviembre 21, 2012

Celebrante: Monseñor Thomas Sullivan, Diócesis de Worcester, USA
Canciller, Diócesis de Worcester

Primera Lectura: Apocalipsis 4:1-11

Salmo  150: 1 – 6
1     ¡Aleluya! Alabad a Dios en su santuario, alabadle en el firmamento de su fuerza,
2     alabadle por sus grandes hazañas, alabadle por su inmensa grandeza.
3     Alabadle con clangor de cuerno, alabadle con arpa y con cítara,
4     alabadle con tamboril y danza, alabadle con laúd y flauta,
5     alabadle con címbalos sonoros, alabadle con címbalos de aclamación.
6     ¡Todo cuanto respira alabe a Yahveh! ¡Aleluya!

Evangelio: Lucas 19:11-28

Homilía:

DIOS te salve, Madre. Que diste a luz al Rey que rige el cielo y la tierra por siempre. En el día de hoy celebramos la Presentación de la Santísima Virgen María y mientras entramos a estos sagrados misterios vamos a reconocer Hermanos y Hermanas, nuestros pecados ante los demás y ante el Señor y pidamos al Señor la gracia de la misericordia y la paz.
Oremos. Mientras veneramos la gloriosa memoria de la Santísima Virgen María, concede te rogamos, Oh DIOS, a través de su intersección que nosotros también merezcamos recibir la plenitud de tu gracia, a través de tu Hijo Jesucristo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un DIOS, por los siglos de los siglos, Amén.
Todos estamos familiarizados con Jesus, que cuando enseñaba por medio de parábolas, usaba imágenes comunes de la experiencia de las personas de todos los días, así que el pudiera haber estado fuera en el campo y usaba algún ejemplo de agricultura o acerca de la hierba o del río. El hablaba a veces acerca de los portentos del cielo y el viento y que mucho podemos aprender acerca del clima que está llegando, la previsión del tiempo mirando el tipo de viento o que tipo de sol hemos tenido, toda clase de imágenes y por eso para mi, Jesús es un gran Maestro. También es cierto que de vez en cuando Jesus usa una imagen que venía de la política del tiempo en que él vivió y en el ejemplo de hoy, en esta parábola que es acerca de un evento político que todo tipo de Judío podía estar consciente. Nosotros probablemente, 2000 años después, no estamos tan conscientes de lo que él estaba hablando. Ustedes conocen el hecho cuando Jesús nació, el rey en aquel tiempo fue Herodes el grande y este fue el rey, que conociendo que el recién nacido rey, perseguiría a este recién nacido y trató de masacrarlo. Ustedes conocen la masacre de los Santos Inocentes. Cuando Herodes murió, probablemente alrededor del tiempo que Jesús nació, su reino, que es esencialmente todo lo que conocemos hoy en día como Israel, fue dividido en tres partes para sus tres hijos. Herodes Filipo, cogió una sección en particular, Herodes Antipas tomo cierta sección y la otra sección inusualmente mas grande fue otorgado a Herodes Arquelao y este Herodes Aquelao, por cierto que todas estas personas eran viciosas y brutales en la forma en que trataban a las personas. Herodes Arquelao hizo un viaje a Roma a Cesar Augusto para pedirle a Cesar Augusto que lo instalara como rey. Inmediatamente que él fue a Roma, una delegación de Judíos que no le gustaba Arquelao y no quería que él fuera rey, también fueron a ver a Cesar Augusto y le pideron que no lo nombrara rey. Así que este es el trasfondo de esta historia de este hombre noble que va a un viaje, seguido de una delegación, estas personas no quieren que sea rey y Arquelao regresa para atrás y se instala por el Emperador que tiene la autoridad del rey, aunque no consigue el título, el obtiene la autoridad y esclaviza a sus enemigos y puso a cargo a esas personas que fueron leales a él y echa fuera del cargo a personas que no eran leales a él. Cristo está usando estos antecedentes históricos que pudieron ser comunes a cualquier Judío de ese tiempo para presentar un par de sus propios tiempos. ¿Cuan leales somos nosotros al rey? ¿Al que trae el nuevo reino? El Reino de Cristo. Debido a que El se nos confía. No monedas de oro, pero el regalo de la fe. ¿Somos fieles al regalo de la fe que recibimos? Este es el Rey, Jesus ahora, que nunca es cruel, pero siempre misericordioso y nos confía grandes regalos y talentos para ser usados en el Reino de DIOS, para que resurja el Reino de DIOS y el nos da la gracia para usarlas. Pero, ¿sabes?, se marchitan y mueren si no los utilizas. Nosotros no exploramos nuestra fe. Si no nutrimos nuestra fe, si no la enriquecemos por medio de oración y por acción y por servicios y por amor el regalo de la fe se seca y muere. Si nosotros no la compartimos, se muere y se seca. ¿Cómo usamos los reglaos del reino del amor, para promover el Reino de DIOS que es el Reino de Paz y el Reino del amor?  No como los reyes crueles del mundo, pero el reino de la misericordia proclamada por el Señor.

Noviembre 20 del 2012

Celebrante: Monseñor Robert Johnson, Diócesis de Worcester, USA
Rector, Catedral de San Pablo

Primera Lectura: Apocalipsis 3:1-6, 14-22

Salmo  15: 2 – 5
2     El que ando sin tacha, y obra la justicia; que dice la verdad de corazón,
3     y no calumnia con su lengua; que no daña a su hermano, ni hace agravio a su prójimo;
4     con menosprecio mira al réprobo, mas honra a los que temen a Yahveh; que jura en su perjuicio y no retracta,
5     no presta a usura su dinero, ni acepta soborno en daño de inocente. Quien obra así jamás vacilará.

Evangelio: Lucas 19:1-10

Homilía:

Tal vez no es una exageración decir que toda cultura, toda sociedad tienen un orden de jerarquía. Hay mas sociedades en donde es mas intangible que otras.
Hay sitios donde están la clase alta, la clase media y la clase baja. Algo en nuestra naturaleza humana que necesita buscar eso. Poner a otros sobre nosotros o debajo de nosotros. De una manera particular, el Evangelio del día de hoy está mas fascinado por el ejemplo que se hace del Reino de DIOS se enfoca en una persona, pero no cualquier persona. Jesús usa la persona de un recaudador de impuestos, para enseñar acerca de la sabiduría de DIOS, para enseñar acerca del amor de DIOS. Uno solo tiene que imaginarse o ponerse en los zapatos de los discípulos o la audiencia de Jesus en ese tiempo, un recaudador de impuesto, un Judío, colaborador de Roma, un trabajador, alguien que recolecta los impuestos y hace su vida de las espaldas de otros, no exactamente sería el mas amado. Tal vez podríamos decir que esta persona sería odiada. Un recolector de impuestos es un pecador, ya que se considera que es un colaborador con Roma debido al manejo de dinero de la idolatría y la deshonestidad general en recolectar las cuentas. El asunto era la forma en que utiliza la riqueza. Es como extorsiona a otros. Interesante, es como Jesus usa a esta persona despreciable, una persona que se considera nada, un enemigo, un colaborador con Roma, alguien que tiene poco status de tantas maneras. En el Evangelio también nos indica que es pequeño también. Jesús lo coge y lo pone justo en el medio para que nos enseñe acerca de la sabiduría de DIOS, para que nos enseñe acerca del Reino de DIOS.
El factor exacto tal vez lo hubiéramos podido haber perdido hoy nosotros, pero no la audiencia de esa época. La gracia de DIOS al final del día está disponible para todo el mundo. Este hombre, este Saqueo, recolector de impuestos, colaborador del imperio romano, el cual los judíos veían como un enemigo, como un hombre rico que extorsionó y uso su posición para robar dinero de sus colegas, las personas judías. El quería ver a este Jesús. Jesus está pasando e insiste en poderlo ver. El Evangelio nos dice que el corrió hacia adelante y subió al árbol de sicomoro. El sabía que Jesús iba a pasar y era bajo de estatura y por esto no iba a  poder ver y cuando pasa Jesús por el árbol, lo llama y le dice Saqueo. Lo llama por su nombre y le dice, baja rápidamente ya que en el día de hoy me tengo que quedar en tu casa. Eso no solo debió haber sorprendido y conmocionado a la multitud, estoy seguro que esto los enfureció. El iba a quedarse en la casa de un pecador. Esa es la parte de la naturaleza humana que le encanta en hacer un orden de jerarquía para todas las cosas. En algunas maneras, en maneras particulares y también religiosas. Al final del día los que estaban murmurando de la multitud de cual de ellos hubiera estado sin pecado para señalar con su dedo a Saqueo y decir Jesús se iba a quedar con un pecador. Saqueo se para al frente del Señor y esta conversión, esta gracia que nació de su encuentro con Jesús, le causó decir “la mitad de mis posesiones la doy a los pobres” y si he robado a alguien, le pagaré 4 veces mas. Completamente cambiando toda su vida, toda la lista de sus prioridades, su pecado, su culpa se ha ido, nacido de su encuentro con Jesús y Jesús dice, “en el día de hoy la Salvación ha venido a esta casa, porque este hombre descendiente de Abraham ha venido a mi y el Hijo del Hombre ha venido para buscar y salvar lo que estaba perdido. Al final del día Saqueo se ha convertido en un ícono para todos nosotros porque hay una parte de nosotros, que nos gustaría vernos parados en el camino, parados en la parte de afuera tratando de ver a Jesús, no mirarlo desde dentro, no sabiendo que iba a pasar y no saber si somos dignos aún si pasara. Al final del día somos, al final del día somos Saqueo, no importa que hemos hecho, con quien hemos colaborado. La misericordia, la gracia y el amor de DIOS está disponible para todos nosotros, para que Jesus pueda pasar también. Jesús pasa por aquí. En estos momentos, en este tiempo, en Palabra y Sacramento, Jesus viene a morar con nosotros, con las mismas palabras, Jesus no dice, “baja rápido, ya que en el día de hoy, me tengo que quedar en tu casa”. Eso, mis Hermanos y Hermanas no importa cuanto nos convenzamos nosotros o permitamos que se nos convenza de que nuestro lugar es la periferia. Al final del día, la sabiduría de DIOS, la voluntad y el amor de DIOS nos recuerda en el día de hoy de una manera muy directa, que cada uno de nosotros tiene la gracia disponible para nosotros. Cada uno de nosotros, no importa que hayamos hecho seremos bienvenidos con alegría a la mesa del Señor. Saqueo experimentó su conversión, el cambió y abrazó la voluntad y el amor de DIOS. Mientras tu y yo celebramos esta Eucaristía, mientras tu y yo venimos al frente del Señor y lo miramos pasar. Vamos a proclamar lo mismo que hizo Saqueo. El Señor hace todas las cosas posible. Ven a mi vida, pero no pases de largo, permíteme sentarme a tu mesa, participar en tu vida y en tu amor. PAra Saqueo esto fue un momento de fe. Mientras tu y yo celebramos esta Eucaristía en el día de hoy, así sea con cada uno de nosotros.

19 de Noviembre del 2012

Celebrante: Padre Tomasz Borkowski, Diócesis de Worcester, USA
Ministerio del Campus en WPI College

Primera Lectura: Apocalipsis 1:1-4; 2:1-5

Salmo  1: 1 – 4, 6
1     ¡Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni en la senda de los pecadores se detiene, ni en el banco de los burlones se sienta,
2     mas se complace en la ley de Yahveh, su ley susurra día y noche!
3     Es como un árbol plantado junto a corrientes de agua, que da a su tiempo el fruto, y jamás se amustia su follaje; todo lo que hace sale bien.
4     ¡No así los impíos, no así! Que ellos son como paja que se lleva el viento.
6     Porque Yahveh conoce el camino de los justos, pero el camino de los impíos se pierde.

Evangelio: Lucas 18:35-43

Homilía:

Oremos:
Permite que tengamos la alegría constante de estar dedicados a ti ya que eres la alegría completa y duradera, servir de manera constante al autor de todo lo que es bueno. A través de tu Hijo Jesucristo, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un solo DIOS, por los siglos de los siglos. Amen.

En las Lecturas del día de hoy, se le habla a la Iglesia de Efeso y Juan les alaba por la resistencia, por los tiempos de sufrimiento se mantuvieron fieles al Evangelio y a Jesús. Pero hay una cosa que está faltando y Juan lo indica y es que perdieron el amor. Ellos perdieron el amor que tenían al principio, así que de algunas maneras, lo que esta lectura nos recuerda es que nunca paremos de amar no importa que. Porque es en nuestro amor que reflejamos la belleza completa de quien es DIOS. Nunca parar de amar, porque DIOS no nos para de amar. En el Evangelio de hoy, se nos reta a ver mas claramente. Ver y entender el mensaje de Cristo. Así que en algunos aspectos creo que estas Lecturas nos retan a primero que nada, que nunca dejemos de amar y en segundo lugar, nos reta a ver mas claramente a través del viaje de nuestras vidas. Así que en el día de hoy rezamos que siempre tengamos el valor para amar y que podamos ver a DIOS mas claramente.

Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: