Posteado por: lay11 | 24 septiembre, 2012

Homilías del 18 – 20 de Septiembre del 2012

18 de Septiembre del 2012

Celebrante:  Monseñor Robert Johnson, Diócesis de Worcester, USA
Director, Oficina para la Alabanza

Primera Lectura: I Corintios 12:31 — 13:13

Salmo  33: 2 – 5, 12, 22
2     ¡dad gracias a Yahveh con la cítara, salmodiad para él al arpa de diez cuerdas;
3     cantadle un cantar nuevo, tocad la mejor música en la aclamación!
4     Pues recta es la palabra de Yahveh, toda su obra fundada en la verdad;
5     él ama la justicia y el derecho, del amor de Yahveh está llena la tierra.
12     ¡Feliz la nación cuyo Dios es Yahveh, el pueblo que se escogió por heredad!
22     Sea tu amor, Yahveh, sobre nosotros, como está en ti nuestra esperanza.

Evangelio: Lucas 7:31-35

Homilía:

Hace algunos días tuve la oportunidad de asistir a uno de mis citas regulares con mi Dentista. Mientras iba ala Oficina del Dentista le dije, ¿dónde están todos?
El sitio estaba desolado. Ella dijo, esta ciudad ha sido una ciudad fantasma, porque indicó que simplemente con la economía como está, mucha gente no puede hacerse rutinas en el Dentista. No pueden darse el lujo de ir al Dentista porque el seguro dental se lo han removido. Ha empezado a ser evidente para mí, mientras mas escucho historias como esta, que el dinero no lo es todo y la economía no es la totalidad de la realidad. Todavía tiene un gran efecto en como vivimos nuestras vidas. Me parece de muchas maneras que la esperanza está escasa. Primero que nada, las bancarrotas, los escándalos y el problema de viviendas y ahora con la misma economía, las personas han llegado a estar inconscientes a las personas que están alrededor de ellos y a las necesidades de otros. Unos han tomado una posición fija, inamovible y una estrategia de supervivencia que elimina la esperanza para cualquier cosa o para alguna persona. Yo conozco a mas y mas personas que me dicen sus problemas y dificultades las cuales son extremas y terribles. De hecho, estamos viviendo en este mundo y estamos sujetos a sus altas y bajas. Los montes y los valles, pero al final del día, no pertenecemos a este mundo, como personas de fe. Pertenecemos a DIOS. Aunque nuestra economía no sea la que queremos que sea y aunque no vivamos donde quisiéramos vivir, DIOS está en el medio de nuestras experiencias y nuestros dolores y de hecho, camina con nosotros. San Pablo en la primera Lectura del día de hoy y San Lucas en el Evangelio luchan por la supremacía de la esperanza. Cogiendo el ejemplo de un cuerpo, San Pablo indica que así como las partes de un cuerpo son una, cada parte contribuye para el beneficio total, haciendo lo que tienen que hacer, dando lo que tiene que dar y nada mas.  Dios ha saturado en cada uno de nosotros, varios dones, varios talentos, no tanto para ser usados para el desarrollo del individuo, pero para la construcción del cuerpo, que es la Iglesia, la comunidad de fe.  San Lucas predica los milagros a través de este maravilloso milagro de Jesús y es una historia es una historia maravillosa, emocionante, cuando Jesús se encuentra con este hombre muerto que lo van llevando fuera de la ciudad, seguido por su Madre. Era Hijo único y su Madre era una viuda, lo que significaba que ella no tenía medios para sostenerse a si misma, no tenía medio para existir, mas allá de su Hijo. Nos indica el Evangelio que Jesús sintió pena por ella. Ella es extremadamente vulnerable. Le falta el sostén de la Familia. Lucas subraya la compasión de Jesús por ella. No por su Hijo, sino por ella. Dada la situación de de un Hijo y la viuda en esa cultura, Jesús está restaurando no solo su vida, pero la vida de ella y por lo tanto, su esperanza, restaurando la vida de su Hijo. Yo estoy seguro de que ella había estado devastada. No tanto por que él era el sostén de la Familia, pero porque era su Hijo. Su corazón estaba roto, ella estaba devastada. Estaba tan sumida en la tristeza y en adición pensando como ella iba a vivir su vida. El ministerio moderno de la esperanza, asume muchas diferentes formas, alentar el descorazonado, sirviendo en las despensas de alimentos y comedores de beneficencia, pasar más tiempo con estudiantes lentos y proclamar el mensaje de la Paz. De hecho, en Octubre 11 de este año, el Papa Benedicto nos ha llamado a un año de Fe, que solemnemente proclamará y comenzará en la Ciudad de Roma.  Durante este año proclamado como el año de la fe, estamos invitados nuevamente a tomar en consideración a la Nueva Evangelización en la cual estas llamado. De que se trata todo esto. Es ni más ni menos de lo que estamos escuchando en la lectura de hoy. La instalación de la esperanza a través de volver a asumir o una revaluación de la relación con Dios en Jesús. Presentarnos nuevamente a la persona de Jesús y a la sanidad, la vida y la esperanza que El trae y luego compartir eso con otros. En la medida en que seamos capaces, en la medida en que abracemos a este año de la Fe, en la Nueva Evangelización traeremos la esperanza del amor de DIOS. El milagro de la presencia de DIOS y paz. No solo para nuestras propias mentes y corazones, pero para otros y compartir el mensaje y construir esperanza en medio de nuestro mundo. Así que mis Hermanos y Hermanas, como San Pablo indica, si una parte sufre, todas las partes sufren. Cuando una parte es honrada, todas las partes comparten la alegría. La esperanza no es nada mas que la vida de una Comunidad, en amor con Jesucristo llenado de Fé y esperanza. Estar listo para difundir el mensaje, vivir el mensaje y ser el mensaje. En este año de Fe, que así sea.

19 de Septiembre del 2012

Celebrante: Padre Charles Dumphy, Diócesis de worcester, USA

Primera Lectura: I Corintios 12:31 — 13:13

Salmo  33: 2 – 5, 12, 22
2     ¡dad gracias a Yahveh con la cítara, salmodiad para él al arpa de diez cuerdas;
3     cantadle un cantar nuevo, tocad la mejor música en la aclamación!
4     Pues recta es la palabra de Yahveh, toda su obra fundada en la verdad;
5     él ama la justicia y el derecho, del amor de Yahveh está llena la tierra.
12     ¡Feliz la nación cuyo Dios es Yahveh, el pueblo que se escogió por heredad!
22     Sea tu amor, Yahveh, sobre nosotros, como está en ti nuestra esperanza.

Evangelio: Lucas 7:31-35

Homilia:

Esa primera Lectura se dice en muchas bodas. Habla de amor y por supuesto de eso se trata el Matrimonio.
Pero poniendo esto en el contexto adecuado, San Pablo escribió esto para las personas de Corinto, debido a que habían
desacuerdos entre ellos. El les indicaba que había algunos de ellos que tenían un gran talento. Alguos de ustedes son Maestros, otros
pueden curar a las personas y algunas personas pueden hablar lenguajes extraños, otros pueden entenderlos.
Pero el les dijo, yo les voy a enseñar algo mas grande que todo esto y es el amor. El les dijo que si usaban sus talentos para interpretar cosas, para curar a las personas, peor
que si hacen estas cosas y no tiene amor, entonces son como una campana en un árbol, que el aire sopla en ella y la hace hacer ruidos únicamente, pero no consigue nada.
Que todo lo que hagamos, lo hagamos con amor. Pero el amor no es fácil. Como sigue en sus escritos,el habla de las formas en que vemos el amor.
El habla de como el amor es paciente y bondadoso. No es siempre fácil ser paciente, ser bondadoso y generosos.
Nunca es egoísta y nunca es celoso. El amor es todo. Una definición de amor que él nos da, no es algo que podamos encontrar en un diccionario. Todos los días vivir nuestra vida y tener amor, para DIOS,
para nosotros y para otras personas. La Iglesia tiene muchas maneras de expresar las cosas. Se habla de diferentes virtudes. En este sentido la virtude teologales. Son poderes, dones
que nosotros podíamos tener que lleva a DIOS y hay tres básicas: Fe, Esperanza y Caridad o amor.
La Fe, que DIOS nos da nos ayuda a creer en DIOS, que existe, que El es quién es El.
El don de la Esperanza. Confiar en las promesas que DIOS nos ha hecho.  Las promesas que Jesús nos ha dado a nosotros para nuestro futuro.
Amor. Amor a DIOS y amor al prójimo. No siempre es fácil, pero están allí.
San Pablo continúa y dice, “son muy importantes”, pero el mayor de todos, el mas perdurable es el amor. Cuando lleguemos al cielo, no necesitaremos la fe o la esperanza, porque estaremos allí, con DIOS.
Nuestra fe está completa, nuestra esperanza se ha cumplido. Pero nos dice que el amor continúa. Es perdurable.
San Juan, en el Evangelio que escribió que “DIOS es amor, en donde hay amor, ahí está DIOS”. En el cielo será cumplido a cabalidad, pero en esta Tierra, mientras
batallamos, como Jesús citó a los testamentos Hebreos, de lo que le complace a DIOS, nosotros amamos a DIOS y amamos a nuestro prójimo. Pero esa palabra mágica, En todas nuestras relaciones, en todas nuestras luchas, es DIOS,
aún si fallamos, el hecho de que tratamos lo que hubiéramos tratado y debido a que lo hicimos con amor, hemos triunfado.

20 de Septiembre del 2012

Celebrante: Obispo George Rueger, Diócesis de Worcester, USA

Primera Lectura:  I Corintios 15:1-11

Salmo  118: 1 – 2, 16 – 17, 28
1     ¡Dad gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterno su amor!
2     ¡Diga la casa de Israel: que es eterno su amor!
16     excelsa la diestra de Yahveh, la diestra de Yahveh hace proezas!»
17     No, no he de morir, que viviré, y contaré las obras de Yahveh;
28     Tú eres mi Dios, yo te doy gracias, Dios mío, yo te exalto.

Evangelio: Lucas 7:36-50

Homilía:

Problemas con el audio…
Continúo con lo que pude oír de la Homilía de hoy:
La realidad de ella fue simplemente esta, que María amó mucho y por eso
se le perdonó mucho. Los hombres que estaban en esa sala comedor, no se
preocupaban acerca del perdón. Ellos pueden tener una gran cantidad de transgresiones contra Dios,
pero ellos estaban allí con el aire de superioridad. Que ellos sabían acerca de la ley y que ellos estaban bien y
que ellos estaban ofreciendo una cena y esa mujer sabía que el peso del pecado era ahora muy pesada y la realidad era
que ella tenía que liberarse a si misma de la carga del pecado, así que ella hizo todas las cosas posible que una persona haría para dar la bienvenida
a un invitado. Ella besó sus pies, los lavó, los secó con su pelo, ella ungió sus pies. Las personas caminan por caminos que no están pavimentados.
Lo primero que tu hacías cuando entrabas a esa casa, dada esa hospitalidad era que demandabas que tus pies fueran lavados. Simón no se molestó
en hacer eso. Simón estaba mas interesado en hablar de la política.Pero esa mujer, esa mujer sabía que el peso del pecado era muy fuerte y que
allí había alguien que la podía aliviar de esto. La cosa mas importante que les quiero dejar en esta mañana
ese peso del pecado se aleja y la paz se provee y la única persona que puede hacer esto, es Cristo. Pero El es nuestro
Salvador y el vino para abrir los portones del Paraíso. Vino aquí para garantizar que mientras mayor es el pecador, mayor será su
amor para perdonarlo. La garantía que esta mujer quería darle a todo el mundo, era que este Señor Jesús, era el Salvador y que quería salvarla a ella
de la carga miserable del pecado. Ella iba a salir de ese cuarto como una persona nueva. Ella rpobablemente esguirá a Jesús por el resto de su vida.
Los hombres en ese cuarto iban a emprender el negocio de lo que fuera, pero no vieron lo que ella vió. Ella vió el amor de Cristo y ella sabía que para ellae, la vida
y el amor era todo lo que importaba.

Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: