Posteado por: lay11 | 25 julio, 2012

San Santiago Apostol – Julio 25

Fiesta de Santiago

Todos tenemos amigos. Sin embargo, para nuestro bienestar emocional y el bienestar mental, necesitamos lo que los médicos llaman “amigos íntimos”.
Los psicólogos y los médicos dicen que necesitamos dos o tres personas en nuestras vidas con quien podemos compartir todo y ante el cual se puede acabar con todas las máscaras que usamos para el mundo y ser nosotros mismos por completo.

Jesús tuvo a Pedro, Santiago y Juan.

La tradición nos dice que Santiago y Juan eran primos del Señor. Ellos estaban con él en todos los grandes eventos, la resurrección de la hija de Jairo, la transfiguración y la agonía en el huerto.

La amistad de Jesús con los hombres muestran la humanidad de Jesús de una manera importante. Él necesita amigos como el resto de nosotros. Se necesita gente con la que se puede confiar.

Es hermoso cómo la humanidad de Jesús siempre brilla!
=======================================================
A continuación la Homilía relacionada a San Santiago Apostol

25 de Junio del 2012

Celebrante: Padre Charles Dumphy, Diócesis de Worcester, USA
Pastor Retirado, Diócesis de Worcester

Primera Lectura: II Corintios 4:7-15
Salmo Responsorial: Salmo 126:1-6

Salmo 126: 1 – 6
1 Canción de las subidas. Cuando Yahveh hizo volver a los cautivos de Sión, como soñando nos quedamos;
2 entonces se llenó de risa nuestra boca y nuestros labios de gritos de alegría. Entonces se decía entre las naciones: ¡Grandes cosas ha hecho Yahveh con éstos!
3 ¡Sí, grandes cosas hizo con nosotros Yahveh, el gozo nos colmaba!
4 ¡Haz volver, Yahveh, a nuestros cautivos como torrentes en el Négueb!
5 Los que siembran con lágrimas cosechan entre cánticos.
6 Al ir, va llorando, llevando la semilla; al volver, vuelve cantando trayendo sus gavillas.

Evangelio: Mateo 20:20-28

Homilía:

Buenos días. Bienvenidos nuevamente a nuestra Misa Diaria, aquí en la Capilla, allá en sus casas. Celebrando la Fiesta de Santiago, el hermano de San Juan , el autor del cuarto Evangelio.
Nos reunimos en la fe que ellos tenían, que nosotros tenemos en el Señor Jesús.
Mientras nos preparamos para escuchar la Palabra de DIOS y recibirlo en la Eucaristía, nos damos cuenta de nuestra indignidad, por momentos, nuestros pecados, pero siempre el perdón y el amor de DIOS.
La Madre de Santiago y Juan parece ser una Madre insistente, Oh Jesus yo quiero esto para mis niños … Por tiempo se pudiera pensar de manera negativa de ella, pero a veces hacemos lo mismo. Nosotros también pedimos favores para otras personas. Hacemos lo mismo para tener un acceso para un parking o interceder por un boleto de tránsito por velocidad. Si conoces algún Policía, o alguien en la Corte que pudiera eliminar este boleto? ¿pudieras conseguir a alguien que pudiera eliminar la penalidad? Es algo que las personas siempre hacen. Hacemos lo mismo en la Oración. Oramos por ciertas cosas que no merecemos. Pedimos a DIOS por esto y por aquello, esperando que el nos lo de y Jesús nos de, podrás beber del cáliz que yo voy a beber? Como Santiago y Juan, decimos, “si podemos”. Pero el cáliz no era tan fácil como pensaban en aquel tiempo. Ellos pensaban que iban a ir a Jerusalén y ahí iban a ser coronado, iban a ser príncipes en nuevo mundo. Pero el cáliz contenía dificultades, sufrimientos, muerte. Como Jesús, vamos por nuestra vida con popularidad, amigos, etc… también tenemos rechazo. No siempre obtenemos lo que queremos. Oré por esto, pero nunca sucedió. Como Jesús tenemos que servir. No obtener todo para mi, pero ser parte de los planes de DIOS para este mundo. Como el pequeño versículo que tuvimos antes del Evangelio que dice “yo te escogí del mundo para que vayas y tengas frutos que perdure”. Nosotros somos cada uno escogidos por DIOS, para algo diferente. Sucedió que vivimos aquí, en los Estados Unidos, en una Diócesis, en la Ciudad de Worcester. Otras personas viven en otros sitios. Uno de los Sacerdotes ordenados recientemente que ahora es el Asociado de San Jorge, Padre Eric Assante viene de Ghana. El se va a ora para poder casar a su Hermano y para estar con su Familia, pero su vida es diferente de la de nosotros, pero nuevamente, es un Sacerdote. Tu vida tal vez no es para ser Sacerdote, en maneras tienes que reconocer a DIOS donde estás, donde trabajas, con tu edad, con tu salud, con tu falta de salud. DIOS sabe todas estas cosas y DIOS trabaja con ellas hasta el punto que lo dejo trabajar. Yo puedo pelear y quejarme, estar enojado con DIOS. Pero como Jesús que fue rechazado, que sufrió, que lo mataron, pero todo esto fue preparando para el gran evento en su vida. Resurrección. Domingo de Pascua. La Fiesta mas grande de la Iglesia. Todos tenemos amigos o familia que han muerto y los extrañamos. Ellos tienen resurrección. Su vida con DIOS. Jesús dijo, Ÿo soy la verdad, la vida y la luz”. Porque ellos creyeron en esto, lucharon con esto, como nosotros, nosotros vencimos. La Primera Lectura de San Pablo habla de cosas que salieron mal pero nos mantuvimos allí, duramos. Esto es malo, pasó, pero DIOS trabaja en formas misteriosas. Tenemos que estar disponibles a El y hacer como El nos indicó. No que nos sirvan, pero ser un Sirviente. Cuidar de otras personas y hacemos esto a través de la gracia de DIOS. Si fracasamos, todos fracasamos aquí y allá, tenemos nuestras fallas. Pero Jesús nos dijo muchas veces: “tus pecados te son perdonados”. El perdona nuestros pecados. Si peco todos los días y estoy sinceramente arrepentido, DIOS me perdonará todos los días. El nos dará las gracias para evitar la misma situación en el futuro. Así que tengo que trabajar con El. Lo que tenemos que darnos cuenta es que somos un Pueblo bendecido y somos un Pueblo escogido. En el Viejo Testamento, Jeremías fue llamado por DIOS y decía: “¿quién yo? ¿pero si no soy nadie? Moisés dijo lo mismo. El vio la zarza ardiente y le dijo: “yo quiero que bajes y liberes a mi Pueblo”. Moisés dijo : “yo no puedo hacer eso!” “tengo un impedimento del habla” DIOS le dijo: “te enviaré a tu Hermano contigo, tu harás lo que harás” y Moisés fue un gran Hombre del Testamento Hebreo. El y Abraham hicieron cosas difíciles. Empaca tus cosas y vete a un lugar extraño que no sabes donde es, pero cuando llegues yo te dejaré saber. DIOS hace lo mismo con nosotros. Espero que podamos darnos cuenta de esto y reconocer y trabajar con lo que tenemos y lo grande que tenemos es el don, la gracia de DIOS mismo.

Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: