Posteado por: lay11 | 17 mayo, 2012

Homilías del 14 – 17 de Mayo del 2012

Mayo 14, 2012

Celebrante: Monseñor James Moroney, Diócesis de Worcester, USA
Sirviendo el Seminario de San Juan en Brighton, MA

Primera Lectura: Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (1, 15-17. 20-26)

Salmo Responsorial: Salmo 112
Lo puso el Señor entre los jefes de su pueblo.
Bendito sea el Señor, alábenlo sus siervos. Bendito sea el Señor desde ahora y para siempre.
Lo puso el Señor entre los jefes de su pueblo.
Desde que sale el sol hasta su ocaso, alabado sea el nombre del Señor. Dios está sobre todas las naciones, su gloria, por encima de los cielos.
Lo puso el Señor entre los jefes de su pueblo.
¿Quién hay como el Señor? ¿Quién iguala al Dios nuestro, que tiene en las alturas su morada, y sin embargo de esto, bajar se digna su mirada para ver tierra y cielo?
Lo puso el Señor entre los jefes de su pueblo.
El levanta del polvo al desvalido y saca al indigente del estiércol, para hacerlo sentar entre los grandes, los jefes de su pueblo.
Lo puso el Señor entre los jefes de su pueblo.

Evangelio: † Lectura del santo Evangelio según san Juan (15, 9-17)

Homilía:

Hoy es la Fiesta de San Matías. El último de todos los Apóstoles. Como oiremos, del que fue elegido por los otros Apóstoles al “cuarto de arriba” (The Upper Room), luego de que Judas se matara a si mismo. Vamos a mirar en nuestros corazones a esta Fiesta y pedirle al Señor que purifique a nuestros corazones, para que pueda dejar el pecado y abrace solamente el Evangelio. Vamos a reconocer nuestros pecados para poder celebrar estos misterios sagrados.

En esta Fiesta de San Matías, el Señor nos manda amarnos unos a otros. Noté que el no hace mención de las distinciones mas finas que usualmente gobiernan nuestras vidas. Amensen los unos a los otros, el dijo. Incluyendo a aquel que habla de ti a tus espaldas. El que se divorció de ti. El que nunca para de gritarte. El que te traiciona. El que no juega contigo en el receso. Amensen los unos a los otros. Todos los “otros”. ¿Porqué? San Juan es explícito. Amémonos los unos a los otros porque el amor es de Dios y todo el que ama proviene de DIOS y conoce a DIOS. Porque DIOS es amor. Amar entonces, es vivir en la vida de DIOS. Es lo que DIOS hace para ganarse la vida. Es lo que Él es y como actúa. Cuando amamos, participamos de esta vida divina. Estamos en el Espíritu Santo de DIOS y DIOS se vuelve uno con nosotros. De nuevo, en las palabras de San Juan: Todo el que ama proviene de DIOS y conoce a DIOS, porque DIOS es Amor. Nosotros conocemos al Amor, cuando DIOS nos achispó en el vientre de nuestra Madre. Mas íntimamente conocemos ese Amor, en el amor de nuestro Señor Jesús. Aunque era de la forma de DIOS, se convirtió en un niño débil y pequeño. Un ser humano frágil. por nuestro bien. ¿Porqué?, porque nos ama por mas ninguna razón. En esto consiste el amor, nos dice San Juan. En que nos amó y envió a su Hijo como expiación por nuestros pecados. en lo que es más, tan fuerte es su amor, tan puro, tan verdadero, que Cristo dio su vida y obediencia al Padre. No hay mayor amor que esto. Que dar la vida por los amigos. ¿Y que DIOS nos pide a cambio? Solo esto: Obedecer sus mandamientos, permanecer en su amor. Si guardan mis mandamientos, el Señor nos dice, ustedes se mantendrán en mi Amor. Tal y como guardé los mandamientos de mi Padre y permanecí en su Amor. ¿A quien amaremos? A cualquiera que nos necesite. Ustedes tienen que amar hasta la muerte. Con misericordia perfecta, paciencia, esperanza y gozo. Ahora, el día de hoy es la Fiesta de San Matías. Su elección como Apóstol siguió la traición y el suicidio de Judas. El pobre San Matías, siempre será recordado en la sombra de su predecesor. El traidor último, cuyo nombre por siempre será asociado con egoísmo, traición y pecado. Judas. Tal vez es apropiado que recordemos el pecado profundo y egoísta de Judas mientras cometió suicidio. Hace unos pocos meses. Antes de que se considerara una iniciativa válida, permitiendo a Doctores que prescriban que terminarían la vida de los viejos, los enfermos y aquellos que no desean continuar hacia adelante. Suena justo como suicidio para mi. Suena bien cerca a como Judas será recordado por siempre. Nosotros no somos DIOS. Nosotros no podemos decidir cuando la vida comienza o cuando la vida termina. El es el Creador y al final El será el Juez. Somos Hijos e Hijas, llamados no a competir con DIOS, pero obedecerlo. De suplicarle en Amor, al igual que este último apóstol Matías. Llamado a amar en su Nombre, para que podamos conocer su gozo y en ese amor nuestro gozo sea completado.

Mayo 16, 2012

Celebrante: Padre Charles Dumphy, Diócesis de Worcester, USA
Pastor retirado, Diócesis de Worcester, USA

Primera Lectura: Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles

Salmo Responsorial: Salmo 148
La gloria del Señor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.
Alaben al Señor en las alturas, alábenlo en el cielo; que alaben al Señor todos sus ángeles,celestiales ejércitos.
La gloria del Señor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.
Reyes y pueblos todos de la tierra, gobernantes y jueces de este mundo; hombres, mujeres, jóvenes y ancianos, alaben al Señor y denle culto.
La gloria del Señor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.
El nombre del Señor alaben todos, pues su nombre es excelso, su gloria sobrepasa cielo y tierra y ha hecho fuerte a su pueblo.
La gloria del Señor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.
Que alaben al Señor todos sus fieles, los hijos de Israel, el pueblo que ha gozado siempre de familiaridad con él.
La gloria del Señor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.

Evangelio:† Lectura del santo Evangelio según san Juan (16, 12-15)

Homilía:

Llegados aquí reunidos en la Capilla o en sus casas, nos damos cuenta del amor que DIOS nos tiene al dar la vida por nosotros y por nuestros pecados. Necesitamos su perdón y se lo pedimos.
En el día de hoy comenzamos la segunda mitad del mes de Mayo, el mes de María. Tenemos gran devoción a ella y deberíamos. Cuando la miramos a ella algunas veces, bueno, su Hijo era DIOS!, ella debió haber tenido una vida maravillosa. No necesariamente esto es verdad. Miramos a ella a través del Evangelio. El ángel viene y nos dice que ella será la Madre del Mesías. Entonces, siendo una adolescente, que era común en aquellos tiempos, está embarazada. Algunas personas dirán, eso es porque estaba comprometida con José, tienen el derecho de anticiparse. Pero ella tiene que enfrentar a su Esposo, José y el dice, ese no es mi Hijo y ella fue infiel a mi. Yo la voy a divorciar y la alejaré calladamente. Ella tiene el rechazo. Pero de nuevo, el Señor interviene y rompe todo y ella da a luz a su Hijo. No en un Hospital, no en una casa, pero en el campo, en un establo. Al lado de ella estaba José. Así que, no es fácil. Dentro de un par de años, sabrán que Herodes está buscando a este niño, para matarlo. Así que José toma a María y a Jesús y van a Egipto, como inmigrantes a un país extranjero. Lenguaje difícil. Vivieron allí por un par de años. De nuevo, no es fácil. Cuando regresan de Egipto, se establecen en Nazaret y cuando Jesús tenía 12 años, como era costumbre fueron para las celebraciones en Jerusalén y ahí, Jesús desaparece. Estuvieron allí por unos par de días, fueron a su casa. Creían que pudiera estar con algunos de sus amigos. No lo encuentra. Por tres días Jesús está perdido. Como se preguntaría cualquier Madre o Padre, ¿donde está mi Hijo? Está allá en esa Ciudad grande, del cual no está acostumbrado. Es un pensamiento que da miedo. Lo encontraron y va a la casa con María y José y vive allí como su Hijo. Luego mas tarde en la vida, su Hijo se convierte en famoso. Es un Trabajador de Milagros. El podía ser el Mesías enviado por DIOS. Es rechazado por los Romanos y los Sanedrines. Ella ve a su Hijo, un criminal, uno que es rechazado por las personas y ella lo ve cargando la cruz a través de la ciudad y ser clavado en la cruz. Allí guindando, y gritándole la gente. El no hizo nada malo. Debió haberle roto el corazón. Mientras Jesús mira hacia abajo y ver unas pocas personas allí, le dice a San Juan, ahí tienes a tu Madre y a María, ahí tienes a tu Hijo. Así que nos dejó a María para ser nuestra Madre espiritual. Así que cuando miramos a su vida, nos damos cuenta de todas las frustraciones, todos los achaques que ella tuvo. No es fácil pero ella es una persona de fe. Es por esto que rezamos el Ave María. Mucha de las partes de esa Oración habla sobre la Santísima virgen María la relación con ella y nuestra Madre. Ruega por nosotros, los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Cuantas veces rezamos a María pidiéndole esto o aquello. Ella es nuestra Madre espiritual. Ella es la Madre de Jesús, que nos lleva a esa relación con Jesús. Así que espero que no sea solo en este mes de Mayo, pero a través de nuestras vidas. Siempre recordemos que tenemos un intercesor en el cielo. Tenemos a Jesús, por supuesto. Pero tal vez mas humano en nuestra mentalidad, tenemos a María, la Madre de DIOS, Jesús y nosotros.

Mayo 17, 2012

Celebrante: Obispo Auxiliar Retirado de la Diócesis de Worcester, USA

Primera Lectura: Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (18, 1-8)

Salmo Responsorial: Salmo 97
El Señor nos ha demostrado su amor y su lealtad. Aleluya.
Cantemos al Señor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas. Su diestra y su santo brazo le han dado la victoria.
El Señor nos ha demostrado su amor y su lealtad. Aleluya.
El Señor ha dado a conocer su victoria y ha revelado a las naciones su justicia. Una vez más ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel.
El Señor nos ha demostrado su amor y su lealtad. Aleluya.
La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios. Que todos los pueblos y naciones aclamen con júbilo al Señor.
El Señor nos ha demostrado su amor y su lealtad. Aleluya.

Evangelio: † Lectura del santo Evangelio según san Juan (16, 16-20)

Homilía:

Damos la bienvenida de las personas a esta nuestra Catedral. Ofrecemos la Misa de hoy para cualquiera de nuestros sacerdotes que estén enfermos y nuestros feligreses. En esta fiesta hermosa de la Ascensión, cuando nuestro Señor fue gloriosamente a la casa de su Padre, en este día, comenzamos nuestra celebración pidiéndole a DIOS por perdón por todos nuestros pecados.
Ten misericordia nuestro Señor, ya que hemos pecado contra ti. Muéstranos oh Señor tu misericordia y danos tu salvación. En conjuntos mis amigos decimos el Gloria.
Mis amigos, esta es una muy bella Fiesta. En muchas partes de nuestro País, esta Fiesta se observa el próximo Domingo, pero los Obispos de Nueva Inglaterra, querían tener un día especial solo por la Ascensión. Vean mis amigos, el Señor está completando su obra terrenal, pero ahora su trabajo es de nosotros. Ahora de una manera es una situación ganar-ganar, porque llenados de gracia el llamará a personas a seguirlo a través de los tiempos, pero el hará eso y cuando lo haga, las personas que el llame estarán acompañándolo. Una gracias especial. En otras palabras mis amigos, ustedes y yo no debemos tener miedo de hablar de nuestra fe. No debemos tener miedo de proclamarla con gozo y felicidad. Cuando lo hacemos DIOS nos está usando como sus instrumentos y las personas que nos oyen, cuando ellos dicen que si, entonces ellos tendrán una situación de ganar-ganar, porque ellos tendrán gracia que proviene de DIOS y ellos vendrán cerca de El y ser su gente en el mundo en que vivimos y al mismo tiempo, el Señor siempre le da la gracia para crecer en imitación del Hijo. La Ascensión es un día precioso y es 40 días luego de Pascua. El número 40 en Las Escrituras, tiene una importancia significativa y fue por esta razón que no queríamos que cambiara el número. Por esto los Obispos decidieron mantenerla en este jueves. Ustedes ven, mis amigos, significa terminación. En el Viejo Testamento le tomó a las personas 40 años llegar a la Tierra Prometida. Para cumplir la Misión de DIOS. Así que mis amigos, la misión de Cristo, ha sido cumplida físicamente y ahora su trabajo es nuestro trabajo. Una cosa final, mis amigos. En este bello y glorioso día cuando Cristo regresa al Padre. Recuerden que el enviará el Espíritu. Todos nosotros hemos sido confirmados. En la confirmación recibimos el espíritu de verdad, el espíritu del valor. Esto significa que no debemos tener miedo de proclamar la verdad como la conocemos. Tampoco deberíamos de tener poco valor. Les digo esto a ustedes porque no deberíamos pelar ni disputar sobre la religión. Debemos buscar las oportunidad vemos esos momentos de gracia, cuando algo se dice, cuando algo sucede. Cuantas veces ustedes y yo hemos visto que a la Iglesia se crítica en papel y en los comentaristas y personas en radio y televisión tendiendo una grieta en la Iglesia y depende de nosotros, responder con caridad y con amor. No podemos permitir a Herodes que se encuentre por ahí. Debemos proclamar en nuestras montañas la gloria de nuestro Salvador que ha decidido que ustedes y yo nazcamos para vivir por siempre y salió en este día de la Ascensión para preparar un sitio para todos nosotros y para todos nosotros que han perdido personas por muerte. Personas que amamos, personas que atesoramos. Recuerden ahora que están con nuestro Salvador. Ellos también reinan con él gloriosamente en la vida eterna.
Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: