Posteado por: lay11 | 2 mayo, 2012

Homilías del 30 de Abril al 2 de Mayo del 2012

30 de Abril del 2012

Celebrante: Padre Conrad Pecevich, Diócesis de Worcester, USA – St. Anne Southborough

Primera Lectura: Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (11, 1-18)

Salmo Responsorial: Salmos 41 y 42

Estoy sediento del Dios que da la vida. Aleluya.
Como el venado busca el agua de los ríos, así, cansada, mi alma te busca a ti, Dios mío.
Estoy sediento del Dios que da la vida. Aleluya.
Del Dios que da la vida está mi ser sediento. ¿Cuándo será posible ver de nuevo su templo?
Estoy sediento del Dios que da la vida. Aleluya.
Envíame, Señor, tu luz y tu verdad; que ellas se conviertan en mi guía y hasta tu monte santo me conduzcan, allí donde tú habitas.
Estoy sediento del Dios que da la vida. Aleluya.
Al altar del Señor me acercaré, al Dios que es mi alegría, y a mi Dios, el Señor, le daré gracias al compás de la cítara.
Estoy sediento del Dios que da la vida. Aleluya.

Evangelio: † Lectura del santo Evangelio según san Juan (10, 1-10)

Homilía:

En este tiempo precioso del año, que es la temporada Pascual y oímos sobre la resurrección de nuestro Señor Jesús también oímos las parábolas y los salmos de “Yo Soy”, donde Jesús habla de si mismo como El Buen Pastor. Hoy es la continuación de ese Evangelio de San Juan. Donde Jesús dice que El es El Buen Pastor. No solamente es el buen pastor sino, como nos indica en el Pasaje de la Escritura del día de hoy, que el es la Puerta y es a través de él que debemos de pasar en el camino hacia la vida eterna. Esa imagen del Buen Pastor es una imagen muy especial para nosotros como Iglesia. Por siglos las personas han tenido una gran comodidad, en ese bello pensamiento: Que Jesús es El Buen Pastor. Que se preocupa tiernamente por nosotros, nos conoce por nombre, el está observando por nosotros y que nos protege. Aún en los primeros días de la cristiandad, cuando los cristianos estaban siendo perseguidos, los primeros cristianos en Roma, tenían que reunirse en las catacumbas. Hay dos grabados pequeños en la pared de Jesús como El Buen Pastor. Esa imagen les daba valentía y confianza de que no importaba que tenían que enfrentar como Comunidad de Fé, ellos sabían que el Buen Pastor estaba de su lado. Sabían que El Buen Pastor estaba velándolos y que El Buen Pastor estaba teniendo cuidado de ellos. Como Jesús indicó el final del Evangelio de hoy, el nos lleva a la plenitud de la vida, así que en el Día de hoy vemos con gran confianza la imagen del Señor que dice, Yo Soy el Buen Pastor, Yo soy el portero. Nos trata de decir lo mucho que se preocupa por nosotros, lo mucho que vela por nosotros y lo mucho que nos ofrece para cada uno de nosotros.

Homilía del 1 de Mayo del 2012

Celebrante: Padre James Carmody, Diócesis de Worcester, USA
Proveyendo servicios en la Iglesia de San Pedro en North bridge

Primera Lectura: Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (11, 19-26)

Salmo Responsorial: Salmo 86
Alaben al Señor todos los pueblos. Aleluya.
Jerusalén gloriosa, el Señor ha puesto en ti su templo. Tú eres más querida para Dios que todos los santuarios de Israel.
Alaben al Señor todos los pueblos. Aleluya.
De ti, Jerusalén, ciudad del Señor, se dirán maravillas. Egipto y Babilonia adorarán al Señor; los filisteos, con Tiro y Etiopía, serán como tus hijos.
Alaben al Señor todos los pueblos. Aleluya.
Y de ti, Jerusalén, afirmarán: “Todos los pueblos han nacido en ti y el Altísimo es tu fortaleza”.
Alaben al Señor todos los pueblos. Aleluya.
El Señor registrará en el libro de la vida a cada pueblo, convertido en ciudadano tuyo; y todos los pueblos te cantarán, bailando: “Tú eres la fuente de nuestra salvación”.
Alaben al Señor todos los pueblos. Aleluya.

Evangelio: † Lectura del santo Evangelio según san Juan (10, 22-30)

Homilía:

En el día de hoy celebramos la Fiesta de San José el Trabajador. Fue creado en el 1955 por el Papa Pio 12. El Papa Pio vió que alrededor del mundo y particularmente en el mundo comunista habían muchas fiestas en el mes de Mayo que honraban a los trabajadores. El temía que esto se alejara de la verdadera imagen del trabajador que trabaja el trabajo que DIOS proveyó en la persona de San José. San José aceptó la palabra que DIOS le dió y lo hizo con la mejor de sus habilidades, así que creamos una Fiesta para trabajadores Católicos, particularmente alrededor del mundo. Usando a San José como un buen ejemplo. Si piensas en San José. Si pudieras añadir todo lo que tu sabes, seguramente tomaría un espacio muy pequeño en tu conocimiento de la Fe cristiana. Porque lo que conocemos de San José es muy simple. El fue el Esposo de María. Cuando María quedo embarazada, el aceptó la palabra de DIOS y la tomo por Esposa. El cuidó al niño como si fuera propio de él. Cuando se le llamó para viajar a Egipto para poder tener a salvo a María y a Jesús y luego los trajo de vuelta a casa aEso no es fácil. Belén y a Nazaret. El era un trabajador. Fueron a Jerusalén y cuando el tenía 12 años se perdió, esto fue un suceso trágico y triste y y tuvieron que buscarlo. Finalmente encontraron a Jesús le dijeron, ¿porqué nos hiciste esto? Jesús dijo, no sabían que debía ocuparme de los asuntos de mi Padre? José y María aceptaron esto. Esto es lo último que conocemos de José. Sabemos que no estaba vivo cuando Jesús comenzó en su ministerio público. Pero José hizo el trabajo que DIOS le asignó. José aceptó la palabra de DIOS, aún en las condiciones mas confusas. El solo hizo lo que DIOS le indicó a través de su palabra. Pueden imaginarse a este hombre Carpintero, Trabajador que sabía que su trabajo era el Matrimonio y crecer una Familia construir cosas para la Comunidad alrededor de él. Imagínense que el tenía suficiente fe para decir si a DIOS.
Yo estaba en el Seminario cuando vi hombres que pudieron ser muy buenos Sacerdotes, pero el mundo alrededor de ellos, los sacaron de esa vocación. Si eso fue la voluntad de DIOS o no, no lo sé, pero en mi juicio, mi humilde juicio que ellos hubieran sido grandes Sacerdotes. Si ellos aceptaron la voluntad de DIOS o fueron a otro trabajo importante para DIOS, no lo sé. Pero yo sé que todos nosotros estamos llamados a hacer un trabajo. Si todos nosotros fuéramos doctores no tendríamos pacientes. Es lo mismo que la mano izquierda sabe lo que la derecha está haciendo. Si todos fuéramos zurdos, yo no pudiera escribir! Piensen acerca de esto. Nosotros no podemos tener solo uno, tenemos que tener muchos para construir el mundo que estamos viviendo. Tenemos que tener varios para aceptar sus roles, no de la voluntad de ellos pero de la voluntad de DIOS. Si fuera de la voluntad de ellos, no pasaría bien. Si fuera del trabajo que DIOS nos ha asignado, entonces es importante. Es importante porque DIOS lo asignó, por ninguna otra razón. No porque soy nada especial o tengo poderes especiales. Los únicos poderes son los que me ha otorgado DIOS y estoy seguro que me fue dado a mi en el nacimiento, en la concepción. En nuestro trabajo, cualquiera que sea es importante. Nuestro trabajo es parte de un todo. Si ustedes tienen un rompecabezas y lo tira en una mesa es solo un sinnúmero de piezas. Pero el rompecabezas está como fue creado. Cada pieza tiene un sitio. Para que el rompecabezas sea completado, cada pieza tiene que estar en su sitio. Esto es cierto en la creación de DIOS. Todos nosotros somos el rompecabezas de la imagen que Dios ha pintado. Para que el mundo sea el sitio que DIOS ha creado, todo el mundo tiene que ser la pieza en el rompecabezas que DIOS ha creado. No mas no menos. No podemos caber en otro sitio y el rompecabezas ser completado. Algunas veces algunas personas ven a alguien haciendo un trabajo y los miran de arriba a abajo como si algo estuviera mal con el. ¿Porqué no son mejores de lo que son? ¿Porque no hacen un trabajo mas importante? ¿Cómo, mi Padre fue un conserje. ¿Porqué fue un conserje? y suben su nivel a custodio, porque se oye mejor. No porque el trabajo era nada diferente. Podemos hacer esto con las personas. Podemos ver a las personas y decir mira, este trabajo es suficientemente bueno para ellos, tal vez deberían hacer mas. Tal vez este es el trabajo que DIOS le asignó a ellos. Por eso San José Obrero es un buen ejemplo para todos nosotros. Solo escuchemos a DIOS. Acepta el trabajo que DIOS nos ha dado y realiza el trabajo que DIOS nos ha dado y ellos serán bienvenidos como buenos ciudadanos del Reino de los Cielos.

2 de Mayo del 2012

Celebrante: Monseñor Tom Sullivan, Diócesis de Worcester, USA

Primera Lectura: Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (12, 24—13, 5)

Salmo Responsorial: Salmo 66
Que te alaben, Señor, todos los pueblos.
Aleluya.
Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Que conozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora.
Que te alaben, Señor, todos los pueblos. Aleluya.
Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; con equidad tú juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones.
Que te alaben, Señor, todos los pueblos. Aleluya.
Que te alaben, Señor, todos los pueblos, que los pueblos te aclamen todos juntos. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor el mundo entero.
Que te alaben, Señor, todos los pueblos. Aleluya.

Evangelio: † Lectura del santo Evangelio según san Juan (12, 44-50)

Homilía:

En medio de la Iglesia, abrió su boca y el Señor lo llenó del espíritu de sabiduría y entendimiento y lo vistió con una vestidura de gloria. Aleluya.
Hoy celebramos la Fiesta de San Atanasio, Obispo y Doctor de la Iglesia.

Es un bello pasaje del Evangelio de Juan, del cual oímos bastante, en este tiempo de Pascua. Solo toma estos par de versos en esta mañana antes de venir a Misa. Jesús dijo al principio del Evangelio dice, cualquiera que cree en mi, cree no solo en mi, pero también en el que me envió y cualquiera que me ve, ve también a aquel que me envió. Obviamente el está hablando del Padre, su gran relación con el Padre. Luego al final de Evangelio, el Padre que me envió me ordenó que decir y hablar. En ambos versos del Evangelio de esta mañana, vemos esta unión íntima entre el Padre y el Hijo. Particularmente en el Evangelio de Juan y que no permean a todos los Evangelios pero hay enlaces extraordinarios, capítulos extraordinarios se invierten en la elaboración de esta unión tremenda entre el Padre y el Hijo. Lo mas interesante es que la escritura de Juan y la representación que da de las palabras de Jesús, que él retrata para nosotros es que nosotros somos admitidos en esa unión. Así que el Padre y el Hijo y su extraordinario amor del uno al otro en donde nosotros somos admitidos. Esa mutua morada del Padre y del Hijo, nosotros podemos disfrutar y ser parte de esto. Esto es lo que indica en gran parte de la idea central y el corazón que Juan indica en su Evangelio y vemos esto en su Evangelio y este Evangelio fue escrito en su forma final y comenzó, cerca del final del primer siglo, como en el año 60 o 65 luego de la muerte y resurrección del Señor. Si vas un par de cientos de años mas allá de eso , en los años 300 tu oyes esta palabra extraordinaria. Voy a tomar una porción del Credo de Nicea, que proclamamos en la Misa, todos los domingos y oye nuevamente como el Evangelio de Juan, cuando la palabra de Jesús viene a través de este. Tu conoces esta palabra porque lo repites cada domingo. Yo creo en DIOS Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible e invisible. Yo creo en un solo Señor Jesucristo Hijo único de DIOS, nacido del Padre antes de todos los siglos. DIOS de DIOS, Luz de luz, hablando de Jesús aquí. DIOS verdadero de DIOS verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, (de la misma esencia, de la misma substancia del Padre), por quien todo fue hecho. La razón del porque estoy compartiendo esta porción del Credo de Nicea, en esta mañana con ustedes, es por el hombre por el cual celebramos la Fiesta del día de hoy, San Atanasio, el Obispo de Alejandría en Egipto, que tenía que lidiar con precisamente esta clase de situaciones. ¿Quién era Jesús? ¿Fué Jesús realmente DIOS? ¿Fué Jesús igual que el Padre? El Evangelio de Juan, indica que si, el fué. Que Jesús y el Padre tenían esta unión intima y el Padre me ha ordenado que decir. Si quieres ver al Padre, mírame a mi. El que me vé a mi, ve al Padre. Es la igualdad maravillosa de la Santísima Trinidad, el Padre, el Hijo y por supuesto, el Espíritu Santo. Fue un periomo muy difícil en la vida de la Iglesia, en los primeros trecientos años. Esto estaba siendo negado y lo que las personas se preguntaban de la Trinidad, de la divinidad real de Cristo y tomo el Concilio de la Iglesia, en un lugar llamado Nicea, definir el hecho que Cristo es igual que el Padre y realmente DIOS. DIOS de DIOS, Luz de Luz, engendrado no creado. De hecho a través de él, a través de Cristo, todas las cosas fueron hechas y el hombre que tiene que ver con todo, tratando de restaurar la verdad de la Iglesia y creo que en este tiempo fue Atanasio. Así que Atanasio fue un hombre que vivió desde el año 295 hasta el año 373. Fue un Obispo muy temprano. El tuvo una gran educación. Venía de una Familia cristiana. Se decidió por el Sacerdocio. Fue promovido casi inmediatamente a Secretario del Obispo Alejandro de Alejandría, Egipto y luego se desarrolló una crisis. Esta crisis se llamó arianismo. Arianismo es la herejía de la Iglesia temprana que niega que Jesús es realmente DIOS esencialmente. Fue una herejía muy popular. Esto dividió la Iglesia y personas simples, personas de fe simples, Sacerdotes, Obispos, aún en la Familia Imperial en Roma, algunos se convirtieron en arianos. Esto fue un tiempo muy difícil en la historia de la Iglesia. Alejandro defendió la divinidad de Cristo y cuando Atanasio se convierte en su sucesor, toma esa posición y para esta controversia, el fue exiliado de su diócesis en cinco ocasiones diferentes. Primero por elgran emperador Constantino por un año y luego el hijo de Constantino se convirtió en emperador y trajo para atrás a Atanasio a su sede Episcopal y luego cuatro ocasiones siguientes, el fue exiliado. En uno de estos tiempos hasta por diez años. En todo este tiempo, este gran Obispo, este gran Doctor de la Iglesia, escribió documentos maravillosos de la Iglesia temprana. Siempre fiel al hecho de que Cristo fue realmente Divino. Ahora nosotros pensamos que nuestros Obispos tiene días malos y los tienen. Nosotros sabemos, estamos muy familiarizado con el ridículo en los tiempos de ahora por los cuales los Obispos están experimentando y ellos necesitan nuestras Oraciones y necesitan nuestro apoyo mientras nos guían hacia la verdad y a la visión de la divinidad de Cristo. Pero ningún Obispo en los días de ahora sufren como los Obispos de la Iglesia temprana. Ningún Obispo de los tiempos de ahora ha sido exiliado de sus Diócesis o expulsados fuera de sus Países, ridiculizados y en ocasiones martirizados como lo eran en la Iglesia temprana. Es por esto que la Iglesia toma una perspectiva larga. ¿Creemos que hemos tenido un día fuerte hoy? Esto volverá, pero no sucederá con nuestras oraciones y nuestro apoyo. Oremos por buenos Obispos en el día de hoy que nos guíen amorosamente y gentilmente hacia la verdad. La verdad es donde Jesús está, unido con el Padre y en esa unión, nosotros también podemos ser admitidos.
Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: