Posteado por: lay11 | 23 febrero, 2012

Homilía del 20 – 23 de Febrero del 2012

Misa del 20 de Febrero del 2012

Celebrante: Padre James Mazzone

Primera Lectura: Lectura de la carta del apóstol Santiago (3, 13-18)

Salmo Responsorial: Salmo 18
Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.
La ley del Señor es perfecta del todo y reconforta el alma; inmutables son las palabras del Señor y hacen sabio al sencillo.
Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.
En los mandamientos del Señor hay rectitud y alegría para el corazón; son luz los preceptos del Señor para alumbrar el camino.
Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.
La voluntad de Dios es santa y para siempre estable; los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos.
Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.
Que te sean gratas las palabras de mi boca y los anhelos de mi corazón. Haz, Señor, que siempre te busque pues eres mi refugio y salvación.
Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna.

Evangelio: † Lectura del santo Evangelio según san Marcos (9, 14-29)

Homilía:

En las clases de Seminario con los seminaristas, en todas las fases de esto como teología, biblia, teología moral, teología histórica, teología sistemática, hay una frase usada en la clase y es la siguiente: “En la puerta de la Iglesia”, “En la puerta de la iglesia”. Aquí es donde procede los intercambios entre el Sacerdote y sus feligreses. Ciertamente hay un aspecto de alabanza en la Parroquia. El Padre llega a la ceremonia del servicio, los lectores, el altar, las respuestas de los feligreses, la proclamación. Hay una interacción, pero antes de la Misa y luego de la Misa hay mucha interacción también que ocurre de uno a uno, mas personal, te llaman te paran y hacen preguntas de algo que esté ocurriendo en la Parroquia, algunos te requieren alguna asistencia, alguna parte de su vida o alguien a quien aman te preguntan relacionado a algún tema teológico o espiritual. Cuando decimos “En la puerta de la Iglesia”, es donde cuestiones reales prácticas son preguntadas cuando un seminarista tiene que reducir las contestaciones, el seminarista no tiene un puntero, como aplico todo esto a mi vida. Al menos una o dos veces al año “En las puertas de la Iglesia” vendrá un Padre con algún hijo de 8 o 10 años y me dice, Padre el niño no ha dormido en tres días. Le digo eso es muy interesante, ¿Qué está pasando? El Padre dice, el o ella vio una película de terror, era de demonios, de exorcismo, de posesiones. Estas películas salen de tres a cuatro veces al año, van al cine, las personas lo ven, se sobrecogen de lo que ven, lo de actividad paranormal, posesiones demónicas, luego van a las casas y se preguntan bueno y porque no a mi, y si me pasa esto a mi de repente leyendo un libro? Esto es bastante espeluznante. si dejas que esto te llene la cabeza y de vueltas, tu te preguntas eso. Seinfeld pregunta ¿Cuál es el trato con los demonios? al principio de su rutina al estilo de “stand up” que es un rutina donde el actor habla al público de pie. ¿Cuál es el trato con los demonios? ¿Qué sabemos de ellos y como hablamos de ellos? Oímos en este evangelio a alguien que es poseído de un demonio, pero 2,000 años después con el conocimiento médico que tenemos en la medicina alguien pudiera decir que esto se parece mucho a un ataque como epiléptico, tal vez fue una enfermedad. Todavía hubiera podido ser expulsado, hubiera podido ser curado, tal vez nada que ver con demonios. En otra parte del evangelio oímos que demonios dicen algo de una persona que normalmente saben, ellos empiezan a gritar cuando Jesús se le acerca y dice “yo sé quien tu eres, eres el Hijo de DIOS Jesucristo”, algún mensaje por el estilo. Esto no es algo físico o problema médico, lo cual me parece un demonio y cuál es? Parece que en las escrituras vemos un poco de ambas situaciones, pero nunca debemos decir y nunca profesar de que esto no existe. Que el demonio no exista o que satanás no exista, posesiones no existen, demonios no existen, no podemos decir, esto es para personas no sofisticadas o personas que le gustan las películas, pero es para todos los católicos, todos los cristianos que los domingos profesamos en el Credo “en lo visible y lo invisible”. Cuando pensamos en esto, cuando oramos a DIOS para que cosas ocurran en nuestras vidas, por buenas cosas oramos a través de las escrituras pidiendo por cosas y a través de la Misa pidiendo por cosas también. Eso es bueno, no es malo pedir por cosas para nuestras vidas. Necesitamos gracia, necesitamos perdón, necesitamos misericordia, necesitamos fortaleza. Si contamos por todas las cosas que pedimos en esta Misa, el Padrenuestro, la Oración de apertura y la oración de cierre y en el prefijo de la oración eucarística y dentro de la oración eucarística pedimos muchas cosas, estamos invitando a DIOS que venga a nuestras vidas de muchas maneras y ¿Porqué le pedimos? Porqué creemos en lo invisible y no visto DIOS del cielo y los ángeles. Profesamos en creer en estas cosas y pedimos a ese mundo venir a nuestras vidas. Así que sí creemos en cosas que son invisibles, creemos en cosas que no hemos visto. Nuestra fe nos informa de estas cosas que son reales, sentimos el efecto de estas cosas en nuestras vidas y siempre estamos invitando, abriendo nuestras ventanas, abriendo nuestras puertas y desciendo si ven, yo te invito, aquí está mi invitación por escrito, puedes pasar. Lo mismo para el mundo invisible que es obscuro, que es malo, que tiene demonios que requiere una invitación, que requiere una invitación. No vas a estar allí leyendo un libro y de momento cosas suceden alrededor tuyo que no puedes controlar, haciéndote sentir horrible y miserable y con miedo. Esto requiere una invitación. Este es mi mensaje al hombre joven, a la muchacha joven sentada dentro de las puertas de la Iglesia oyendo lo que tengo que decir acerca de esto. ¿Cómo se ve una invitación de estas? Parece como unas de esas cartas que se compran y que parecen que predicen el futuro. Satán que es el padre de la mentira, nos engaña para que pensamos en estas cosas, abriendo una puerta o una ventana en una manera muy sutil y callada. Parece como hechizos o maldiciones. Una tienda de libros y vas caminando y ves un libro que dice “maldiciones y hechizos” y lo miras y piensas dentro de ti “voy a tratar esto”. Es como abrir una puerta o una ventana al mundo espiritual que no es bueno. No es bueno abrir una puerta o una ventana a un mundo que no sabemos acerca de eso. Que tal si abrimos un juego de “ouija” que uno pone las manos y se mueve luego de hacer preguntas y respuestas como “si y no” y tiene letras y números. Eso también es peligroso. Abriendo una ventana o una puerta al mundo espiritual que no es de DIOS y que no sabemos nada de eso. Tal vez una persona decide alabar y adorar a satanás en vez de alabar y adorar a DIOS. Es esa decisión de sacar el juego de “ouija” del closet, es esa opción de comprar velas para lo malo, es esa decisión de comprar un libro de hechizos y maldiciones es abrir puertas y ventanas a un mundo del cual no conocemos. Son cosas que abren puertas a cosas que son invisibles. Algunas de estas cosas son de manera directa y otras cosas son de manera indirecta y de manera sutil pero todas peligrosas. Veo al niño y le pregunto, estas haciendo alguna de estas cosas peligrosas? Contesta, no Padre. ¿Vas a la Iglesia? Si. Participas en la eucaristía, vas a confesión haces tus oraciones? Si, estoy haciendo todas estas cosas. ¿Tiene cosas sagradas en tu casa, cosa que te recuerdan a Jesús, a DIOS? ¿Estás en la zona de la santidad, de adoración y alabanza? Si. Vete a la cama niño, vas a estar bien. Si estas solo enviando invitaciones arriba y no abajo, entonces bien, hora de ir a la cama. Requiere una invitación. Si conocemos a alguien que peligrosamente está invitando a cosas no vistas, de sitios que no son de DIOS, hay que decirle que basta ya, que tenga cuidado que solo hay que abrir puertas y ventanas a nuestro Padre del Cielo.

Misa del 21 de Febrero del 2012

Celebrante: Padre Santiago Martin, Franciscano de María – Madrid, España

Primera Lectura: Lectura de la carta del apóstol Santiago (4, 1-10)

Salmo Responsorial: Salmo 54
Descarga en el Señor lo que te agobia.
En la angustia me dije: “Si tuviera, como la paloma, alas, yo me iría volando por el desierto,para poder vivir libre de intrigas.
Descarga en el Señor lo que te agobia.
A salvo me pondría del viento huracanado, de las voces que dan mis enemigos y de sus opresiones”.
Descarga en el Señor lo que te agobia.
Sólo veo en la ciudad violencias y discordias, que de día y de noche por sus murallas rondan.
Descarga en el Señor lo que te agobia.
Descarga en el Señor lo que te agobia y él te aliviará. La derrota del justo para siempre jamás permitirá.
Descarga en el Señor lo que te agobia.

Evangelio: † Lectura del santo Evangelio según san Marcos (9, 30-37)

Homilía:

El Padre comienza hablando sobre los nuevos Cardenales que ocurre cada 3 o 4 años. También indica que esto tiene relevancia ya que son los colaboradores del Papa. Si tienen 80 años o menos cuando muera el Papa serán los que elegirán al nuevo Papa.
El Papa ha tenido unas palabras muy emotiva ya que ha pedido que recemos por él con firme humildad. La semana pasada había dicho un Obispo que iba a dimitir, pero él quiere seguir. Es conciente que hay muchos problemas con todos los escándalos y las filtraciones de los documentos del archivo secreto del Vaticano que habían puesto al órgano central de la Iglesia en entredicho por su falta de seriedad. Quiere gobernar con firmeza humilde. Le había pedido a los Cardenales que estuvieran dispuestos a derramar su sangre por la Iglesia.
Les digo esto porque a mi me llama la atención que entre los doce apóstoles hubiera habido un traidor y como los apóstoles pensaban en el evangelio de hoy quien era el que iba a mandar el día que este falte. No pensaban en “como llevaremos la palabra a los demás”, sino quien iba a mandar.
Pero quien eligió a los apóstoles, fue Jesús y además dice el evangelio que la noche antes de elegir a los apóstoles se pasó la noche en oración. Así que DIOS nuestro Señor, el todopoderoso y todo sabio, es verdad que hecho hombre, pero el Todopoderoso, el todo sabio elige entre los apóstoles , hay uno que va a ser el traidor y el resto son una banda de mentecatos. Son una pandilla, que te da vergüenza ajena. Pues ¿Nos extrañamos que dentro del órgano central del Vaticano, la Secretaría de Estado, hayan corruptos? Pues allá estaba Judas ! Pero ¿Y porqué no los eligieron mejor? Pero fíjense que Jesus eligió a Judas, eligió a Pedro que decía que no lo conocía. Lo que no podemos olvidar es la debilidad humana. Con eso cuenta Jesús. El Señor no quiso contar con ángeles, quiso para construir su Iglesia contar con hombres. Habían unos que eran maravillosos, otros tibios y otros francamente pecadores. El Señor lo sabía y les da la oportunidad, les da la libertad. Sigo pensando que el hecho de que en la Iglesia haya pecadores viene muy bien a todos nosotros, porque así podemos estar en la Iglesia. Si solamente se admitieran a los perfectos, la mayoría tendríamos que quedar fuera, verdad? Y creo que hay que hacer lo que el Papa pide, rezar, rezar por él. Habeís tenido la oportunidad de verlo por televisión, está tan viejecito, tan arrugadito ya, que te inspira tanta ternura, este hombre tan bueno, tan humilde, tan santo. En medio de sus conflictos, tensiones internas, ha tenido que ser para él un enorme disgusto, para pedir que recemos por él, como tiene que estar. Pero luego están los conflictos externos. El mundo está al borde de una guerra. Los barcos de guerra de Irán han entrado en el Mediterráneo. Ayer hicieron unos ejercicios de armamentos, disparando cohetes. Estamos al borde de una guerra. DIOS quiera que no exista. Nos imagináis como tiene que estar pidiendo por esto, el Papa. La Iglesia en Siria, machacada, la iglesia en Irak, el propio Israel. Cuantos pesos gravísimos sobre este que es el líder de la principal religión del mundo, 1,100,000 de seguidores en el mundo. Todos en situaciones tan diversas, tan a veces explosiva. Cuantos pesos sobre este anciano de 85 años. No estaría ya para estos trotes, verdad? Y sin embargo ahí está, diciendo, pedid por mi para que pueda seguir gobernando con firme humildad a la Iglesia. Así que cuando uno ve esto, estos apóstoles que no querían servir sino mandar y ves como uno de ellos le va a traicionar como Judas y que han sido elegido por Jesús. El Señor tiene en cuenta este factor humano. Dice, yo corro con el riesgo de poner sobre las espaldas de hombres, el futuro de la Iglesia. Que no dependerá de ellos, porque está el Espiritu Santo, pero que también dependerá de ellos. Y ahora sucede exactamente lo mismo y nosotros, poca cosa insignificantes, apenas nada, nosotros que podemos hacer, rezar. Rezar por la Iglesia, rezar por el Papa, rezar por una sociedad. De ahí que no nos saquen. Antes que juzgar, rezar.
El Padre pide por la Santa Iglesia, por el Papa , por la paz, por el final del terrorismo, por el final del genocidio del aborto. También el Padre pide por su patria España, que se encuentra en una espiral creciente de violencia, hay mucho descontento, hay mucha gente sin trabajo. Los recortes son duros pero la demagogia de aquellos que han provocado esta situación encienden el fuego en las calles, es todavía peor. El Padre pide por el gobierno, por la policía, por la paz social. El Padre pide por todos aquellos que no tienen empleo, especialmente por los jóvenes. Por nosotros, para que no dejemos nunca de rezar, de amar, de defender la Iglesia.

Misa del 23 de Febrero del 2012

Celebrante: Obispo George Rueger

Primera Lectura: Lectura del libro del Deuteronomio (30, 15-20)
Salmo Responsorial: Salmo 1
Dichoso el hombre que confía en el Señor.
Dichoso aquel que no se guía por mundanos criterios, que no anda en malos pasos ni se burla del bueno, que ama la ley de Dios y se goza en cumplir sus mandamientos.
Dichoso el hombre que confía en el Señor.
Es como un árbol plantado junto al río, que da fruto a su tiempo y nunca se marchita.
En todo tendrá éxito.
Dichoso el hombre que confía en el Señor.
En cambio los malvados serán como la paja barrida por el viento. Porque el Señor protege el camino del justo y al malo sus caminos acaban por perderlo.
Dichoso el hombre que confía en el Señor.
Evangelio: † Lectura del santo Evangelio según san Lucas (9, 22-25)

Homilía:

El Padre comienza informándonos que hoy se celebra la memoria de San Policarpio, un gran Teólogo. Pero todos los días de Cuaresma, la Iglesia nos da una lección especial. Cuaresma es ese tiempo donde las personas se preparan para el Bautismo. El tiempo en que los Catecúmenos, todos los días tienen una instrucción para que puedan morir y resucitar en Semana Santa. Así que en el día de hoy tenemos una lección en particular que aprender de las lecturas.
Mis amigos, las lecturas durante cuaresma realmente tienen tres temas en particular, algunas de las lecturas serán acerca de la oración, algunas lecturas serán acerca de cuidar unos de otros, ayudando a personas que no son afortunados o son pobres. Pero en la primera lectura comienza con un tema muy importante. A saber, que muramos un poco de nosotros mismos, para que podamos nacer a Cristo. Es realmente asombroso como muchas personas hablan de las cenizas. Las personas llamaban para preguntar cuando se iban a distribuir las cenizas. Personas hasta en asilos recibieron en el día de ayer las cenizas. No es que las cenizas sean un sacramento pero un sacramental. Son una señal que nos recuerda algo muy importante que nuestro Señor Jesús murió y resucitó. Constantemente durante el tiempo de cuaresma, tu y yo nos ponemos a nosotros mismos hacia un lado y abrazamos a Cristo. No es algo fácil de hacer. Morir a sí mismo para que podamos vivir con él. Es tan fácil para nosotros cuidarnos a nosotros mismos. Estar seguro que obtengamos más de nuestra parte de las cosas. Ser un poco mas ambicioso, ser un poco mas orgulloso. Estar en la defensiva en todo momento. Mas sin embargo, tu y yo sabemos que el mundo está lleno de problemas. Si ves las noticias, instantáneamente puedes ver que hay un mundo ahora mismo que está en conflicto y en guerra unos con otros. Sabemos que hay personas alrededor de todo el mundo hambrientos de comida y de medicamentos y sin embargo sabemos que las personas están pensando en cuidarse a si mismas. Así que mis amigos tenemos que acordarnos lo que esa cruz puesta en nuestras frentes en el día de ayer realmente significa. Significa que el Viernes Santo abraza la muerte de Cristo, pero vamos mas allá de esto, vamos dejando nuestro orgullo, nuestro egoísmo, nuestra ambición, para que podamos abrazar la vida de Semana Santa. Somos unas personas de Semana Santa.
Todos los días aprendemos a poner a otros antes que a nosotros. Aprender a superar las cosas que nosotros queremos por otras personas. Es fácil para mi usar estas palabras, y que de los Padres del hijo que cometió suicidio, que de aquella mujer que pierde su cabello porque está recibiendo quimioterapia, que de aquellos países, particularmente en Africa que niños pequeños están muriendo por cientos, por causa de la malnutrición. Estamos dispuestos tu y yo de dar un poco de nosotros para que otras personas puedan vivir?. Esa cruz que recibimos en nuestra frente en el día de ayer fue una cruz victoriosa. En la primera lectura del día de hoy, algo importante pasó. Las personas estaban a punto de cruzar el Mar Rojo, estaban a punto de ser libres, habían estado bajo la esclavitud, como las personas bajo la esclavitud del orgullo y del pecado y Moisés le dijo algo a ellos en esa primera lectura. Les dice, ustedes van a cruzar, ustedes van a ser unas personas diferentes porque no van a ser esclavos mas, pero, ¿Están listos para esto? ¿Mantendrás a DIOS en tu mente? ¿Todavía será su DIOS? Recuerden lo que los diez mandamientos dicen. El pecado más fácil para las personas cometer es la idolatría. Hacer ídolos de cosas, cosas materiales y alabar estas cosas, en vez de el DIOS único y verdadero. Así que van a ir para tener mas cosas o van a ir para que puedan tener a DIOS? Si ustedes no son fieles a los mandamientos, entonces sus vidas serán diferentes. Ustedes no serán su pueblo. Así que mis amigos, esto se nos dijo en la primera lectura, en este primer jueves de cuaresma. Durante las cuaresma se nos recuerda de este hecho firme. Estamos dispuesto a dejar un poco a nosotros mismos, vivir para otras personas, vivir para DIOS. No es fácil cuando tenemos una cruz. Que podamos decir, hágase tu voluntad. Te acepto DIOS, porque tu eres vida. Cuando oímos ese Evangelio precioso que se nos dijo en el día de hoy, tu yo yo pensamos en el regalo de vida en el que tu y yo somos todo, particularmente para los que no han nacido, para los que están cerca de la muerte. Que la vida al principio o al final siempre sea reverenciada, que siempre sea valorada, pero este es otro tipo de vida, es la vida que compartimos con Jesucristo. Amar a Cristo es vivir realmente. En cada lectura durante este tiempo de cuaresma es para ayudarnos a imitar a Cristo. Para poner a Cristo para que en 6 semanas, 40 días celebraremos la Semana Santa, para que podamos resucitar con él a una nueva vida. Que cada cuaresma nos haga acercarnos a la resurrección que compartiremos con él. No nacimos para morir. Nacimos para vivir. Pero morimos a nuestro orgullo, nuestro egoísmo, nuestra ambición. Perdonamos a las personas aún cuando nos hieran, para que podamos vivir a Cristo. Toda la cuaresma es un morir y un levantarse.
Ir a página de inicio

Ir a página de inicio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: